Demanda a sus padres con 78.000 euros por tirarle su colección de porno

Demanda a sus padres con 78.000 euros por tirarle su colección de porno

El joven pide una cuantiosa indemnización mientras que sus padres se justifican apelando a su "salud mental".

La pornografía es más accesible que nunca. Con un simple sólo click, todo el que quiera puede entrar en páginas que ofrecen millones de vídeos al instante. Es más, según varios estudios, el consumo de pornografía suele comenzar a los 10 años. Un dato significativo, puesto que en ese momento no entendemos lo que estamos viendo y podemos caer en el engaño de creer que se trata de la realidad que nos espera cuando comencemos a tener relaciones sexuales. Error. 

Por otro lado, también nos encontramos con personas, cada vez más jóvenes, que son auténticas adictas a la pornografía. Tanto, que les lleva a aislarse y a vivir sólo para obtener placer sexual a través de ya sea en pantalla o en revistas. Precisamente es justo lo que le ocurrió a un hombre estadounidense: su obsesión por el porno le ha llevado a denunciar a sus padres, según la cadena estadounidense ABC News. 

Todo comenzó cuando en ocubre de 2016 decidió volver a casa de sus padres, en Michigan, después de divorciarse. Entre lo que se llevó a casa de sus progenitores se encontraba una colección de smut, un tipo de pornografía anime, que según el citado medio tenía un valor de más de 25.000 euros. 

Demanda de 78.000 euros

Tras vivir cerca de un año con sus padres, el hombre se mudó a Indiana. Al parecer, la convivencia no era buena, sin embargo, eso no fue nada comparado con lo que les esperaba: al irse del hogar familiar, el hombre dejó en la casa varios objetos de valor, entre ellos su colección de smut, y al no volver a por ellos, sus padres decidideron tirarlo. Algo que no le sentó nada bien, así que llamó a la policía, que se negó a atender sus peticiones.

El padre asegura que se deshizo de la colección pornográfica por la "salud mental y emocional de su hijo" y añade: "Hubiera hecho lo mismo si hubiese encontrado un kilo de crack de cocaína Algún día, espero que lo entiendas", le llegó a decir en uno de los correos electrónicos que se intercambiaron. 

Pero a este hombre no le ha importado el 'no'de la policía ni el mensaje de su padre. Ha presentado una demanda por lo civil contra sus dos progenitores y les pide más de 78.000 euros.

Comentarios