Buscar
Usuario

Ciencia

El hielo del Ártico desaparecerá en 2030

Si no dejamos de emitir gases con efecto invernadero las consecuencias llegarán antes de lo previsto.

En los últimos diez años se han desprendido más de 45.000 toneladas de hielo como consecuencia del calentamiento global. Las temperaturas están subiendo y los océanos se están calentando debido a la emisión de gases de efecto invernadero. Este agua caliente se mueve bajo la superficie de los glacieres y provoca que estos se hundan, se derritan y terminen desapareciendo. 

Hace menos de cuatro meses se desprendió uno de los mayores glaciares de la Antártida. Y hace apenas unos días, la NASA volvió a advertir que otro gran bloque de hielo, que duplica el tamaño de la ciudad de Nueva York, está a punto de desprenderse. Es una realidad que este tipo de sucesos son cada vez más frecuentes y que sus consecuencias pueden ser fatales. 

Comparativa del glaciar de la Antártida desprendido en 2018 - Cribeo "Comparativa del glaciar de la Antártida desprendido en 2018 - Cribeo"

El cambio climático está conduciendo a nuestro planeta a un punto de no-retorno, y la humanidad va a tener que acostumbrarse  a un nuevo modo de vida. Este momento podría estar mucho más cerca de lo que parece, ya que existen expertos que apuntan que el Ártico se quedará sin hielo a partir del verano de 2030 si no reaccionamos de inmediato. 

El Ártico tiene los días contados como consecuencia del calentamiento global. Así lo advierte un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y del Centro Nacional para Investigación Atmosférica (Estados Unidos). "De momento, se sabe que llegaremos al verano sin hielo, pero todavía no se sabe cuándo va a ocurrir", pero los autores del estudio calculan que podría suceden entre 2030 y 2050. 

Está en nuestras manos

No daremos importancia a lo que sucede hasta que sea demasiado tarde -Cribeo "No daremos importancia a lo que sucede hasta que sea demasiado tarde -Cribeo"

La culpa de lo que está pasando la tenemos únicamente nosotros. Emitimos gases con efecto invernadero que calientan el planeta. Por eso las temperaturas aumentan, el clima y las estaciones cambian y la naturaleza comienza a experimentar fenómenos extraños, como la crecida considerable del nivel del mar o la aparición de fenómenos meteorológicos extremos, como huracanes y ciclones. 

Pero también está en nuestras manos poder frenarlo. Para poder contribuir podemos seguir los siguientes consejos

1 Utilizar nergías renovables

Un buen consejo es intentar utilizar, en la medida de lo posble, energías renovables. En 2018, se hizo un balance que concluyó que las instalaciones de energía eólica, hidráulica y solar consiguieron incrementar en 6,4 puntos porcentuales la generación de electricidad global. 

2 Moverse en transporte público

Utilizar el transporte público y dejar el coche en casa es una de las medidas más fáciles y al alcance de todos. Pocas excusas se pueden poner para no cumplir con esta medida. 

3 Ser consciente del gasto

Siendo consciente del gasto de energía de cada uno puede ser mucho más fácil ahorrar. Además, también el bolsillo lo nota. Es posible preparar el hogar para ahorrar la mayor cantidad de energía posible, aislando las ventanas, desenchufando los aparatos eléctricos cuando no se usen y cambiando el tipo de bombillas, por ejemplo. Aunque algunas medidas supongan una inversión, en el futuro servirán de ahorro. 

4 Gastar menos, en general

Apostar por alimentación sostenible, decir no a productos industriales... Seguir una dieta sin carne procesada en masa, comprar fruta y verdura de producción local u orgánica, e incluso cultivar tus propios productos puede ser una interesante opción. 

Artículos recomendados

Comentarios