Buscar
Usuario

Noticias

Graban a un policía de Barcelona asfixiando brutalmente a un perro ya inmovilizado hasta la muerte

El agente amordazó al perro y posteriormente le estranguló mientras era grabado: ahora piden justicia tras su muerte.

Graban a un policía de Barcelona asfixiando brutalmente a un perro ya inmovilizado hasta la muerte

Las redes sociales sociales se han llenado de críticas por un caso de presunto maltrato animal que tuvo lugar en la localidad de Mediona, un pequeño pueblo de l`Alt Penedès (provincia de Barcelona). En el vídeo, de extrema dureza y que está circulando a través de las redes sociales, se puede ver a un perro reducido con bridas y cinta americana, mientras un agente vestido de paisano le está pisando el cuello.

Le está asfixiando, sin ningún sentido. El policía argumenta que el perro era peligroso y que necesitaba evitar que pudiera atacar a nadie, pero el can ya estaba inmovilizado por ese mismo agente, por lo que nadie entiende el motivo por el que le pisó el cuello durante el largo periodo. De hecho, el animal finalmente murió asfixiado.

El Ayuntamiento de Mediona está recabando ahora la información para valorar si presenta una denuncia contra el agente. Según la versión del Consistorio, el perro se saltó la valla de a casa donde se encontraba al ver a otro que paseaba por la calle acompañado de su dueño en la urbanización de Sant Elies de Mediona.

El animal, un cruce de raza peligrosa todavía por determinar, les atacó y el hombre, un agente de policía local de Capellades vestido en ese momento de paisano porque no estaba de servicio, empezó a gritar para pedir ayuda a los vecinos. Finalmente y con la ayuda de otras personas, pudo reducir al animal con el uso de bridas y cinta americana.

A partir de aquí, sin embargo, el Ayuntamiento no comprende su versión. En declaraciones al diario La Vanguardia, la concejala de Salud y Bienestar de Mediona, Sònia Poco, se cuestiona: "Cuando ya lo tienes inmovilizado, ¿por qué le pones el pie en el cuello estrangulándolo?".

En cuanto al punto de que redujera al animal no hay debate, pero el Ayuntamiento no comprende la actuación posterior, es decir, que no dejara al animal cuando ya se encontraba inmovilizado y, en teoría, ya no representaba un peligro.

Los hechos, según el testimonio, continuaron con la llamada del agente de policía, con una llamada a su comisaría de Capellades, un pueblo cercano. Dos agentes uniformados hicieron acto de presencia con un lazo para reducir al animal, aunque ese lazo ni siquiera se usó: "Por lo que me han explicado algunos testimonios, las agentes le dijeron 'para que lo vas a matar', pero no hicieron nada para detenerlo", ha lamentado la concejal, que añade que "las imágenes grabadas en el momento y difundidas por redes sociales hablan por sí mismas".

Los Mossos inician una investigación

El caso se ha elevado a los Mossos d'Esquadra, que también han iniciado una investigación para esclarecer los hechos y comprobar si este caso puede representar un delito de maltrato animal. El Ayuntamiento, por su parte, ha emitido un comunicado a través de redes sociales para lamentar lo sucedido y está esperando a recabar toda la información para debatir si interpone una denuncia por estos hechos.

La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales se personará en el caso y la Federació d'Associacions Animalistes de Catalunya pide colaboración al Consistorio. Además, ha solicitado que se impute a los otros dos agentes como "cooperadores necesarios".

La urbanización cuenta con una alta tasa de viviendas okupadas. El perro cuenta con chip y se está investigando el dueño, pero se cree que residía en una vivienda que no estaba registrada, es decir, cuyo dueño había accedido ilegalmente al interior de la residencia.

Artículos recomendados

Comentarios