La forma de la cara demuestra las posibilidades de que sea infiel, según un estudio

La forma de la cara demuestra las posibilidades de que sea infiel, según un estudio

Un grupo de expertos ha conseguido relacionar la forma de la cara con la posibilidad de cometer una infidelidad.

Ciencia Adrián Parrondo Adrián Parrondo 03 Octubre 2017 09:40

La forma de la cara puede determinar la intensidad de nuestro deseo sexual, nuestra mentalidad en torno al sexo y las posibilidades de que cometamos una infidelidad con nuestra pareja. Así de contundente se muestra un artículo científico publicado en la revista Archives of Sexual Behaviour, en el que se asegura que la forma de nuestra cara influye a la hora de determinar nuestra propia personalidad.

Para comprobarlo, los investigadores realizaron dos pruebas. En la primera, seleccionaron a un grupo de 145 estudiantes heterosexuales (69 hombres y 76 mujeres) emparejados, que realizaron varios tests para determinar la forma en la que gestionaban sus relaciones. Además, se les fotografió para determinar la forma exacta que tenían sus caras.

Posteriormente, los investigadores diseñaron un nuevo test, en el que se elevó la muestra a 314 personas, a los que realizaron un nuevo test en el que conocerían su orientación sexual, la posibilidad de engañar a su pareja o su orientación sociosexual.

La forma de la cara determina la posibilidad de cometer una infidelidad "La forma de la cara determina la posibilidad de cometer una infidelidad"

Los resultados

De esta forma, se llegó a la conclusión de que los hombres y mujeres con la cara más corta y más ancha, es decir, que tiende a una forma más cuadrada, mostraban unos impulsos sexuales mucho más intensos que las personas con la cara ovalada.

Además, las personas que cumplían con estos rasgos eran más propensos a separar el sexo de los sentimientos y, por tanto, tenían una mayor predisposición a mantener relaciones sexuales con otra persona sin compromiso.

De esta forma, los psicólogos de la Nipissing University de Canadá pudieron concluir que la forma de nuestra cara puede llegar a ser determinante a la hora de construir una personalidad más o menos fiel a nuestra pareja.

"Estos hallazgos apuntan que las características faciales pueden transmitir información importante sobre las motivaciones sexuales humanas", aseguró Steve Arnocky, psicólogo e impulsor de esta investigación.

La morfopsicología es una rama de la ciencia que se encarga de analizar los patrones de comportamiento de los individuos en función de los rasgos y la forma que mantiene su rostro.

Comentarios