Buscar
Usuario

Política

Un Ferrari, un Lamborghini, Rolex, un yate y una casa: el botín de los empresarios de las comisiones de las mascarillas en Madrid

Luis Medina Abascal y Alberto Luceño Cerón se embolsaron en comisiones seis millones de dólares por tres contratos con el Ayuntamiento de Madrid.

Un Ferrari, un Lamborghini, Rolex, un yate y una casa: el botín de los empresarios de las comisiones de las mascarillas en Madrid Un Ferrari, un Lamborghini, Rolex, un yate y una casa: el botín de los empresarios de las comisiones de las mascarillas en Madrid

Foto: GTres

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado una querella en los juzgados contra los empresarios Luis Medina Abascal, hijo del duque de Feria y de Naty Abascal, y Alberto Luceño Cerón, su socio, por haber aprovechado lo peor de la pandemia para hacer negocio y cobrar seis millones de comisiones por tres contratos con el Ayuntamiento de Madrid.

Estos empresarios llegaron al consistorio madrileño de la mano de un familiar del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y se ofrecieron a traer material sanitario de China asegurando tener amplia experiencia en importaciones desde Asia.

Según la Fiscalía, ambos empresarios habrían cometido los delitos de estafa agravada, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales. Anticorrupción relata que las comisiones que se llevaron iban desde el 60% en el caso de las mascarillas hasta el 81% en el caso de los guantes. Por los test, recibían un 71% de comisión.

Luceño cobró en total 5,1 millones de dólares en comisiones: tres millones salieron de un contrato para comprar mascarillas y los otros dos de la compra de test de antígenos, de los que solo un tercio tenían una sensibilidad aceptable. Además, ocultó parte de estas comisiones a su socio. Por su parte, el hijo del fallecido duque de Feria cobró un millón de dólares del contrato de mascarillas. El saqueo no fue mayor porque el Ayuntamiento exigió la devolución del dinero que pagaron por 2,5 millones de guantes y tuvieron que renunciar a las comisiones.

Para hacerse con todo este dinero, explica Anticorrupción en su querella, inflaron el precio de las mascarillas, test de anticuerpos y guantes de nitrilo que trajeron de China a través de una empresa malaya. Según se desprende de la querella, poco tardaron ambos en lanzarse a intentar blanquear y gastar el botín en bienes y caprichos de lujo.

Derroche de lujos

Luis Medina gastó casi todo el dinero que había cobrado de comisión en un yate por 325.515 euros. Compró un Eagle 44 al que bautizó como "Feria" -como el ducado de su padre- , con más de 13 metros de eslora desde proa hasta popa y que fue inscrita en el registro de yates de Gibraltar a nombre de una sociedad gibraltareña a nombre de Rafael Medina Abascal, hermano del susodicho y actual duque de Feria.

Además, se hizo con dos paquetes de bonos de divisas, por 200.000 euros cada uno. Uno de ellos denominado 'Phoenix MSCI World', que según el Deutsche Bank aporta cupones trimestrales de beneficios, y el otro era 'Global Dividend 10-50', que según este mismo banco más a corto plazo abona un cupón del 50% de la inversión inicial.

Por su parte, Alberto Luceño Cerón gastó 3.272.548,01 euros de los más de cinco millones de dólares que cobró en comisiones.

Según la investigación por una estancia en un hotel de Marbella entre el 10 y el 16 de agosto habría pagado 60.000 euros. Por otro lado, los fiscales han encontrado el pago de tres relojes de la marca Rólex, de oro o de acero, que sumaron 42.450 euros.

A esto hay que sumar una docena de coches de alta gama. En total dos millones de euros repartidos en dos tandas. El primer bloque de coches de lujo viene compuesto por un Aston Martin DB11 (160.000 euros), un Ferrari 812 Superfast (355.000 euros), un Mercedes AMG GT 63S (149.999,01 euros), un Mercedes SCL 300 (54.500 euros), un Range Rover Sport (102.000 euros), un KTM X BOW (91.800 euros) y un BMW I8 Roadster (121.000 euros). En una segunda tanda, y aportando como pago algunos de los coches mencionados previamente, Luceño compró un Aston Martin DBS Superleggera (293.000 euros), un Porsche Panamera (153.000 euros), un Lamborghini Huracan Evo Spider (299.999 euros), un McLaren 720S (250.000 euros) y un Mercedes A 200 AMG (32.500 euros).

Por último, según la Fiscalía, Luceño invirtió parte de la comisión que se embolsó en una casa de tres plazas de garaje y trastero en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Por ella pagó pagó 1.107.400 euros.

Artículos recomendados

Comentarios