Queda con un ligue de Tinder y termina descuartizada

Queda con un ligue de Tinder y termina descuartizada

Una joven estadounidense acabo asesinada tras tener una cita con un ligue de la popular app y la pareja de dicho ligue.

Las redes sociales pueden ser maravillosas. La facilidad para conectar con gente que tiene los mismos gustos y aficiones está al alcance de muchos. No obstante, esta inmediatez puede resultar negativa. Esto lo demuestra el caso de Sydney Loofe, una joven que acabo siendo asesinada y descuartizada por un ligue de Tinder el pasado mes de noviembre en Nebraska.

La denuncia de su madre por desaparición, abrió la investigación. La única pista con la que contaban era la última historia que Loofe publicó en su Snapchat, donde indicaba que estaba "lista para mi cita". Finalmente se encontraron los restos mortales de la joven en un campo de la localidad de Edgar en el mes de diciembre: había sido descuartizada.

En la investigación, fue fundamental el restro dejado en el teléfono móvil de la víctima, encontrado a 60 kilómetros del cuerpo de la joven. Gracias a este móvil las autoridades descubrieron la identidad de la persona con la que había tenido la cita, Bailey Boswell, una joven de 23 años que había conocido por la aplicación Tinder.

Sydney Loofe y, sus presuntos asesinos, Bayley Boswell y Aubrey Trail "Sydney Loofe y, sus presuntos asesinos, Bayley Boswell y Aubrey Trail"

En la aplicación había mas de 140 mensajes entre las dos mujeres y habían quedado la noche de la desaparición de Loofe. Estas informaciones pusieron no solo a Boswell como principal sospechosa de la muerte de Sydney sino también a la pareja de ella, Aubrey Trail, un hombre de 51 años.

Una "fantasía sexual" que acabo en tragedia

A pesar de que la pareja negó en primer lugar tener cualquier tipo de relación con el asesinato de Loofe, finalmente acabaron declarando la semana pasada que fue un accidente. La autopsia determinó que la causa de la muerte de Sydney fue estrangulamiento. A pesar de ello, el hecho de que apareciese descuartizada añade un nivel mayor de crueldad a la situación.

Trail argumentó que la joven había accedido a tener un trio con ellos porque era la "fantasía sexual" de la pareja. El hombre declaró que todo acabó de la manera menos deseada, mientras Boswell se encontraba drogada en otra habitación la victima según declaró Trail "se asfixió accidentalmente durante el acto sexual con un cordón que tenía alrededor del cuello" y que "se suponía que esto no acabaría así, no quería que ella fuese a morir".

Este "accidente", no obstante, deja en tela de juicio el que acabasen con el cuerpo de Sydney en esas condiciones ya que la pareja fue descubierta, gracias a las cámaras de seguridad, adquiriendo diversas herramientas en un centro comercial que podrían haberse utilizado supuestamente para el asesinato de la joven.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados