Buscar
Usuario

Economía

Qué es la "excepción ibérica" que Pedro Sánchez ha conseguido en Bruselas y cómo nos afecta

La UE da luz verde a España y Portugal para fijar límites a los precios de la energía.

Qué es la "excepción ibérica" que Pedro Sánchez ha conseguido en Bruselas y cómo nos afecta Qué es la "excepción ibérica" que Pedro Sánchez ha conseguido en Bruselas y cómo nos afecta

Foto: GTres

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) han acordado reconocer a España y Portugal como una "isla energética", lo que permitirá reducir el precio del gas inmediatamente y repercutirá directamente en el de la electricidad. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, venía reclamando en los últimos días que los Veintisiete tomasen en cuenta la situación especial de la Península Ibérica en materia energética y, tras un tenso debate, y ante la negativa de países como Alemania o Países Bajos, se ha conseguido finalmente este objetivo.

Los Veintisiete aprobaron la propuesta de un Sánchez que incluso llegó a levantarse de la mesa tras conocer algunas filtraciones periodísticas acerca de su voluntad de vetar las conclusiones del encuentro. La propuesta de presidente español y Antonio Costa, primer ministro portugués, a sus socios europeos llegó tras una gira del propio Sánchez por varios países del entorno, donde comprobó que sus propuestas no iban a ser aprobadas. Fue por ello por lo que España y Portugal esgrimieron su condición de "isla energética" ante el consejo.

¿De qué se trata esta "excepción ibérica? Es una especie de tratamiento especial que permitirá a España y a Portugal fijar los precios de la electricidad de manera diferente. "Serán medidas excepcionales, acotadas en el tiempo e inmediatas", explicaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras finalizar el consejo. "Cubre nuestras expectativas. El objetivo que nos habíamos marcado ha sido cumplido".

Por primera vez, la Comisión Europea admite la "situación especial" de la península en cuanto a conexiones ya que a diferencia de otros países europeos que están totalmente conectados (eso significa que hay comercio de megavatios entre ellos), España intercambia menos del 3% de su producción con Francia. Por ello, permitirá que "gestionen los precios de la manera en la que hemos debatido en el consejo", explicaba Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión, sin dar más detalles.

España y Portugal presentarán a la Comisión Europea su propuesta, que pone un precio máximo a las centrales de ciclo combinado, las encargadas de convertir la energía térmica del gas natural en electricidad. Por su parte, la Comisión Europea ya se ha comprometido a tramitar de forma urgente esta propuesta ibérica, que se traducirá en una rebaja de la factura de la luz en menos de un mes para consumidores, empresas e industrias

Lo que no especificó Pedro Sánchez es cuál será el precio máximo que planteen ambos países ibéricos, una propuesta que será la misma puesto que comparten interconexiones.

Sánchez celebra el acuerdo

Pedro Sánchez, en rueda de prensa junto a Antonio Costa ha querido dedicar sus primeras palabras a agradecer su apoyo al luso: "Quisiera agradecer el trabajo, el compromiso y la solidaridad de Antonio Costa, que hemos compartido muchas reflexiones y propuestas, y que finalmente han fructificado en un acuerdo muy importante para los ciudadanos de la península".

"El objetivo que nos habíamos marcado ha sido un objetivo que hemos cumplido en este consejo", ha remarcado Sánchez. "España y Portugal a partir de ahora podremos poner en marchar medidas excepcionales para reducir el precio de la electricidad. Se tendrán en cuenta las condiciones especiales de España y Portugal, como es el escaso nivel de interconexión con Europa, que es del menos 3%", ha añadido.

Además, ha explicado que ello no afecta al compromiso de transición energética ni supone un riesgo para los demás países europeos: "Se trata de una medida excepcional, temporal, que no supone subvencionar el gas, que no distorsiona los incentivos que nos hemos marcado desde Europa ni tampoco con los flujos de electricidad entre los países. No supone riesgo alguno para el cumplimiento de los objetivos de transición energética pero que nos va a permitir a ambos gobiernos bajar los precios".

Artículos recomendados

Comentarios