Buscar
Usuario

Televisión

Eurovisión 2018: Polonia se apunta al pop electrónico y reabre el debate

Los polacos presentan 'Light Me Up', una canción muy de radiofórmula que cuenta con DJ y coros electrónicos.

Hoy día, si una canción no tiene un DJ reputado detrás, no suena en la radio. Es así de duro, pero haciendo balance, vivimos en una época donde los soniquetes electrónicos tras estribillos y el autotune son los protagonistas de la música de radiofórmula y discoteca. Por supuesto, las tendencias terminan calando en el Festival de Eurovisión, el que tarde o temprano tendrá que adaptarse a un nuevo paradigma. 

Desde 1999, la Unión Europea de Radiodifusión decidió decir adiós a la orquesta en directo en el festival, alegando que la gala se hacía eterna debido al sobreesfuerzo de la orquesta. En un festival en continua expansión con la llegada del nuevo milenio, optar por música grabada en playback era la solución más coherente, dejando como único elemento puramente en directo a la voz del intérprete de cada delegación. 

En ese momento, muchas voces críticas se alzaron alegando que las baladas y canciones lentas, o las más rockeras se veían claramente perjudicadas por este cambio, al evitar el piano protagonista en muchos sitios (recuerden a Serafín Zubiri) o los cuartetos de cuerda. Sin embargo, ahora pasa lo mismo con la electrónica.

¿Un Dj en playback?

Lukas Meijer en la final nacional polaca "Lukas Meijer en la final nacional polaca"

Imaginen el plan: Un DJ decide producir una canción para un intérprete de prestigio en su país, y consiguen ir a Eurovisión. El productor no deja de ser el gran protagonista, pero para el festival verlo mover unos platos sin sentido puede jugar en su contra. ¿Qué haríais? Algo así le va a pasar a los polacos.

El afamado DJ polaco Gromee se unía a Lukas Meijer para presentar a la preselección nacional su 'Light Me Up', una canción fresca y actual que conseguía ganar la final gracias a ser la favorita del público (el jurado la dejaba en un frío tercer puesto). En la actuación de la final nacional, el dj sí hizo su parte mientras Lukas cantaba, pinchando el tema sin problema alguno, al mismo tiempo que el vocalista disponía de sus efectos de sonido para la canción. 

Sin embargo, en Eurovisión va a ser muy distinto. Teniendo que acudir a la base pregrabada, y con la duda de si los coros podrán estarlo también, la canción tiende a perder mucho, sumado a que tener al productor haciendo teatro tampoco suma. Por razones como estas, hace falta un cambio.

Jowst marcan el camino

El dúo con su billete a Lisboa "El dúo con su billete a Lisboa"

El año pasado también tuvimos un caso parecido, y con éxito. En Kiev, Noruega también apostaba por una canción electrónica de la mano del dj JOWST y el vocalista Alexander Wallman (que volviera a intentar acudir a Eurovisión este año sin éxito). Los nórdicos presentaron 'Grab The Moment', una canción que por diferencial y por ser tremendamente pegajosa alcanzaba el éxito acabando con un merecidísimo top-10. 

Sombreros negros, máscaras con leds, y un dj haciendo como que pinchaba, era el cóctel de una candidatura que también luchó contra la UER para contar con cambios más electrónicos, y lo consiguieron. Tras un pulso largo, la delegación noruega conseguía que se les permitieran los coros pregrabados, y la canción pasaba a sonar mejor. 

El reto polaco para este año debe ser el mismo, ya que su estribillo también cuenta con partes que un corista cualquiera no podrá interpretar por sí mismo. Junto a esto, no recordar en exceso a los noruegos debe ser el otro gran reto de Gromee y Lukas Meijer. De momento, en la final nacional los sombreros fueron los mismos que llevaban los de JOWST y comenzó la polémica. Si consiguen diferenciarse, no hay una opción como la suya este año. 

Puede caer en el olvido

Representantes polacos en eurovisión 2018 "Representantes polacos en eurovisión 2018"

Estar este año en la segunda semifinal de Eurovisión es una alegría tremenda. Visto como todos los cocos del certamen actuarán el martes, aparecer el jueves te da mucho aire para poder soñar con la final del sábado. Esto le pasa a los polacos, los que de momento no han conseguido el impacto esperado con su canción. 

Apareciendo en torno al puesto treinta de las apuestas de pago, este 'Light Me Up' deberá confiar en una puesta en escena rompedora para ir ascendiendo en las apuestas, al mismo tiempo que encontrar una fórmula válida para que el dj tenga peso en el escenario del Altice Arena.

La letra de la canción es una más sobre amor y positivismo, y la canción no deja de ser pegadiza y muy actual. El resto, lo marcará el llegar a Lisboa. De momento, Polonia parece rumbo a quedarse como el año pasado: fuera de la final por realmente poco

Artículos recomendados

Comentarios