Los 'buzones' para dejar a los recién nacidos no deseados ya son reales en Estados Unidos

Los 'buzones' para dejar a los recién nacidos no deseados ya son reales en Estados Unidos

Las cajas actúan como incubadoras que avisan a los servicios de Emergencia para garantizar la seguridad de los recién nacidos.

Decenas de bebés recien nacidos son abandonados cada año en Estados Unidos, una práctica que, además de ser ilegal es más común de lo que parece. A pesar de que la ley 'Safe Haven', vigente desde 1999, permite a los padres estadounidenses entregar a sus hijos en hospitales, estaciones de bomberos o a la policía sin penalización, muchas madres que se enfrentan a la dura realidad de tener que abandonar a sus hijos, prefieren no ser reconocidas en el momento de la entrega.

Por este motivo, el Estado de Indiana ha instalado las primeras 'Safe Haven Baby Boxes' (Cajas de Refugio Seguro para Bebés), que permiten a los padres que no puedan hacerse cargo del recién nacido, entregarlo a los Servicios Infantiles sin ningún tipo de consecuencia legal y garantizan la seguridad del bebé

Las cajas, que tienen una apariencia similar a la de un buzón, cumplen la función de una incubadora y sus sensores de temperatura alertan a los Servicios de Emergencia de que se ha colocado un bebé en su interior. Posteriormente, se somete a los recién nacidos a una evaluación médica y son dados en adopción.

De momento, hay únicamente dos cajas instaladas en Indiana pero la inicativa está en proceso de extenderse a otros Estados. Además, la ONG Save Haven Baby Boxes se ha ofrecido a sufragar los costes de las primeras 100 cajas, lo que supone entre 1.300 y 1.800 euros.

Los sensores de la caja alertan a las autoridades para que se hagan cargo de los recién nacidos "Los sensores de la caja alertan a las autoridades para que se hagan cargo de los recién nacidos"

La iniciativa ha sembrado la polémica

Sin embargo, la inicativa ha generado una oleada de críticas. Son muchos los que dudan de la efectividad de los 'buzones' y plantean el riesgo de que alguien pueda llevarse al bebé antes de que acudan las autoridades.

En el Estado de Michigan esta iniciativa ha sido vetada por el Gobernador Rick Snyder, que considera inapropiado que "los padres puedan renunciar a su bebé simplemente depositándolo en un lugar, en vez de entregarlo a un oficial de la policía, bomberos o a empleados de hospitales" y alude a que la ley 'Safe Haven' ya permitía entregar a los bebés de forma segura a las autoridades.

Sus defensores, sin embargo, sostienen que es la medida más efectiva hasta el momento para mantener a salvo la vida de los recién nacidos y evitar que sean abandonados en paraje desiertos o en contenedores.

Mónica Kelsey, exintegrante del cuerpo de bomberos de Indiana e impulsora de la iniciativa, ha defendido en el diario The Indiana Star la seguridad de las instalaciones: "Escuchamos todas las preocupaciones y críticas, y nos ha ayudado a mejorar. Nunca perderemos de vista nuestro objetivo, que es salvar a esos bebés que son abandonados. No es un delito,estos buzones son legales. Lo que no queremos es que las mujeres tengan miedo". Además, según Kelsey, los 'buzones' suponen el "último recurso" dentro de la ley para poder ayudar a esas mujeres que se ven obligadas a abandonar a sus hijos.

Comentarios