Aguirre dice que siente "mucha pena" porque Rato vaya a prisión "por 90.000 euros"

Aguirre dice que siente "mucha pena" porque Rato vaya a prisión "por 90.000 euros"

La expresidenta madrileña también ha negado en todo momento que exista "una derechización del PP".

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que siente "mucha pena" porque el expresidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, se haya visto obligado a ingresar en prisión.

En una entrevista emitida en el programa 'Buenos Días' de Telemadrid, la también expresidenta del PP madrileño ha lamentado que el motivo de la prisión sean los 90.000 euros de los que se apropió de manera indebida y que, destaca, "ya se han devuelto".

Rato no podrá evitar la cárcel porque la pena es superior a dos años (si hubiese sido inferior podría haberse mantenido en libertad en el caso de no contar con antecedentes penales).

Esperanza Aguirre ha lamentado la entrada de Rodrigo Rato en prisión "Esperanza Aguirre ha lamentado la entrada de Rodrigo Rato en prisión"

La caja de ahorros, que terminó en la más completa quiebra tras 13 años de aguirrismo (la entidad dependía en gran medida de la Comunidad de Madrid), llevó a la imputación de gran parte de la cúpula.

En este sentido, el exdirector gerente del FMI se apropió de 90.000 euros de manera indebida, tal y como aparece destacado en la sentencia judicial. Sin embargo, la expresidenta considera que las cáceles "no están" para esas cantidades y ha negado que tenga ninguna responsabilidad en su elección.

Aprovechando la entrevista, Aguirre también ha criticado que se hable de Rato cuando también se encuentran vinculadas personas del PSOE, Izquierda Unida o los sindicatos, aunque la relevancia de estos últimos personajes es menor.

"No creo que haya una derechización del PP"

La llegada de Pablo Casado supuso una alegría para Esperanza Aguirre. Fue su principal valedora durante su ascenso al liderazgo de las Nuevas Generaciones del PP de Madrid y en la última campaña de las primarias no dudó en hacer pedir el voto para el rivel de Soraya.

Ahora, las críticas sobre el tono que el nuevo líder está empleando en sus mitines han generado división en el partido, que se encuentra fracturado tras la última campaña al liderazgo de la formación.

Aguirre ha negado que la llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP suponga un giro hacia la derecha en el PP "Aguirre ha negado que la llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP suponga un giro hacia la derecha en el PP"

Tras la salida de Soraya, una de las voces más destacadas ha sido precisamente el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que ha pedido "recuperar el espacio de centro" porque considera que es la mejor manera de ganar elecciones.

En este sentido, la expresidenta madrileña ha negado que exista una "derechización del PP" y ha cargado contra el sucesor de Cifuentes, a quien ha afeado que "los cambios no le parecen bien".

Sobre los rumores que apuntan a su relevo por Antonio González Terol, alcalde de Boadilla del Monte y parte del círculo más cercano a Casado, la exlíder madrileña ha asegurado que considera a Ángel Garrido como "un buen candidato", pero ha recalcado que estará "a lo que diga mi partido".

"Me dijeron que la Ciudad de la Justicia se podría hacer sin coste al contribuyente"

Aguirre también ha valorado su papel en la construcción de la polémica Ciudad de la Justicia "Aguirre también ha valorado su papel en la construcción de la polémica Ciudad de la Justicia"

Aguirre ha hablado también sobre uno de los asuntos más polémicos de su mandato: la construcción de la Ciudad de la Justicia, que actualmente se encuentra investigada y que podría suponer un quebradero de cabeza para la expresidenta.

En este sentido, Aguirre ha señalado que le dijeron que "la Ciudad de la Justicia se podría hacer sin coste al contribuyente" y ha señalado que pararon su construcción "porque había asuntos más prioritarios, como educación y hospitales".

También ha hablado sobre la creación y privatización de hospitales públicos, cuyos tratamientos cuestan seis veces más caros que en los gestionados por la Administración. Esta medida se vendió como una medida de ahorro para las arcas regionales, aunque Aguirre cambia ahora de opinión y señala: "Yo me comprometí a reducir las listas de espera y si no era en hospitales públicos, sería en privados".

Comentarios