Buscar
Usuario

Vida

¿Los españoles sienten 'La Llamada' de Dios? Los datos sobre el catolicismo en España

Según las últimas encuestas, uno de cada cuatro ciudadanos es ateo o no creyente.

Nadie antes en este inmaculado, apostólico, católico y romano país se hubiera imaginado lo que está ocurriendo en la sociedad. Las nuevas generaciones, desapegadas de todo lo religioso como quien se independiza de sus padres cuando tienen uso de razón, están enganchadas a un fenómeno que ha traspasado las fronteras del teatro hasta convertirse en una cinta cinematográfica que augura ser el taquillazo del año: 'La Llamada'.

Ni 'Spiderman: Homecoming' ni el fracasado despertar de 'La Momia'. En España nos gusta bien un sarao y, haciendo gala del "Spain is different" por el que somos reconocidos en todos los rincones del planeta -exceptuando los estadounidenses, que nos ubican en México-, Dios está en camino de convertirse en el nuevo Mario Casas, Maxi Iglesias o Miguel Ángel Silvestre. En lo que a taquillas se refiere, por supuesto. Porque para llegar a tener un cuerpo así hace falta algo más que la fe.

Esta adaptación cinematográfica trata sobre la historia de una adolescente, interpretada por Macarena García, que es castigada a permanecer en un campamento religioso donde se le aparece El Todopoderoso versionando canciones de Whitney Houston y le cambia la vida -tan adolescente y tan española- para siempre.

El fenómeno de 'La Llamada'

'La Llamada' en el Teatro Lara "'La Llamada' en el Teatro Lara"

Antes de producirse este milagro español hay que echar un vistazo a los inicios. 'La Llamada' es una obra de teatro músical escrita por -el futuro matrimonio de- Javier Ambrossi y Javier Calvo. Se estrenó como un musical underground en el Teatro Lara de Madrid el 2 de mayo de 2013. Su repentino éxito le hizo saltar en octubre del mismo año hasta el escenario principal. Desde entonces, la obra dirigida por los Javis ha cosechado un aluvión de críticas positivas y ha colgado el cartel de "llenazo-absoluto" en todas sus funciones.

La obra que ha tenido más de 300.000 espectadores y hasta tiene una versión mexicana, ha sido adaptada al cine con una película que también es dirigida por sus fundadores originales. Esta creación del Séptimo Arte tiene todos los ingredientes para romper las taquillas españolas.

Uno de los estrenos más esperados

Este viernes 29 de spetimebre llega a las salas de toda España la esperada adaptación cinematográfica. En un país en el que han caído estrepitosamente el número de católicos praticantes, el número de bodas por la iglesia y la edad media de sacerdotes supera ampliamente los 65 años, sorprende que una historia que narra la llamada de Dios a una chica cuya única preocupación hasta el momento era escapar del campamento de monjas donde había sido confinada como castigo, sea el epicentro de todas las conversaciones sobre lo que se verá este fin de semana en las salas de cines.

El fenómeno ha cautivado a unos adolescentes españoles que desde hace varios años lo único que conocen del catolicismo son las iglesias. Y porque asisten a todas las excursiones de Religión en el colegio. O a las comuniones en busca de regalos. E incluso a las bodas de sus familiares.

Los españoles huyen de la fe

'la Llamada' se ha convertido en un fenómeno "'la Llamada' se ha convertido en un fenómeno"

Todos las estadísticas de la propia Conferencia Episcopal Española y Conferencia Española de Religiosos (CONFER) han llegado a la misma conclusión: en España la religión ha pasado a un segundo plano y la iglesia despierta el mismo interés que la nueva edición de 'GH'. 

Según estos datos, no existe un relevo generacional. Los sacerdotes tienen una media de 65 años y los seminarios se han vaciado desde 1960, pasando  de 8.021 personas que se preparaban para ser sacerdotes a 1.247 en la actualidad. Solo un leve repunte entre los 80 y el año 2000 debido a la llegada de extranjeros que venían a formarse aquí. Aunque luego huyeron.

El número de sacerdotes diocesanos de parroquias ha pasado de 24.504 en 1960 a los 18.576 de la actualidad. Además, hay la mitad de monjas que en los años 70.

El número de ateos va in crescendo, según los últimos datos del CIS de junio de este año. Esta misma encuesta aseguraba que la mayoría de la población -aproximadamente un 70%- se sigue declarando católica -como quien se declara fan de MariaJosé Lavalenciana- pese a que el 60% de ellos asegura que no acude jamás a misa. Si acudieran, probablemente la iglesia ardería entre tantos pecadores insumisos.

Artículos recomendados

Comentarios