Buscar
Usuario

Televisión

¿Por qué España no triunfa en Eurovisión? Los representantes de 2018 lo analizan

Los representantes de Eurovisión 2018 valoran si España debería apostar por el flamenco o cantar siempre en inglés.

España comenzó su andadura eurovisiva en 1961de la mano de Conchita Bautista y su 'Estando conntigo', quedando en novena posición de los dieciseís países participantes. Solo tuvo que esperar siete años para obtener la primera victoria gracias al 'La, la, la' de Massiel. Un año después, revalidaríamos el título con Salomé, aunque 'Vivo cantando' empató con Reino Unido, Países Bajos y Francia, lo que obligó a la organización a introducir cambios para evitar que esta situación volviera a repetirse.

Desde entonces no hemos vuelto a convertirnos en ganadores de Eurovisión, aunque nos hemos quedado muy cerca, en un segundo puesto, con Karina y su 'En un mundo nuevo' en 1971, Mocedades con 'Eres tú' en 1973, Betty Missiego gracias a 'Su canción' en 1979 y el 'Vuelve conmigo' de Anabel Conde en 1995. 

Entremos al siglo XXI con ilusión, quedado en sexto puesto en 2001 con David Civera y el ya mítico 'Dile que la quiero'. Los tres años posteriores se mantuvo la tendencia con Rosa López ('Europe's living a celebration'), Beth Rodergas ('Dime') y Ramón del Castillo ('Para llenarme de ti'), concursantes de 'Operación Triunfo' que nos regalaron un séptimo, octavo y décimo puesto respectivamente.

A partir de entonces, España se ha acomodado a la parte baja de la tabla a excepción de las ediciones de 2012 y 2014, cuando Pastora Soler y Ruth Lorenzo regresaron al top-10 con 'Quédate conmigo' y 'Dancing in the rain'. Tocamos fondo en 2017, cuando Manel Navarro acabaría último con su 'Do it for your lover', posición ya rozamos en 2013 con el 'Contigo hasta el final' de El Sueño de Morfeo'. ¿Qué le pasa a España en Eurovisión? ¿Qué podemos hacer para mejorar los resultados?

¿Español o inglés? ¿Flamenco quizás?

Para analizar el papel de España en Eurovisión, en Los Replicantes hemos hablado con los representantes de diferentes países de 2018 para analizarlo. Uno de los debates que se generan año tras año es el del idioma: ¿se debe apostar por el inglés o por el castellano? Las opiniones son diversas. Mientras el grupo DoReDos, candidatos de Moldavia, son tajantes respecto a lo positivo de cantar en inglés porque "Eurovisión es un festival internacional", otros como Eugent Bushpepa, representante de Albania, prefiere el idioma propio de cada país: "Todo el mundo debería representarse por su propio idioma". 

Sobre la posibilidad de que España apuesta por un tema propio de su folcrore, como el flamenco, las posiciones también varían. Para Vanja Radovanovic, representante de Montenegro, es una posibilidad a tener en cuenta ya que "el flamenco es algo muy grande e importante para España", algo que también les gustaría a los macedonios, el grupo Eye Cue, declarados fans de Azúcar Moreno y su 'Bandido', que obtuvieron el quinto puesto en el Festival en 1990. Lo contrario opinan los hermanos suizos, el grupo ZiBBZ: "No considero que haya que llevar la tradición al escenario". 

Pese a la diversidad de opiniones, si en algo coinciden todos es que este año merecemos una buena posición porque, como sentencia Laura Rizzotto, representante de Letonia, "la música de España es maravillosa". 

Artículos recomendados

Comentarios