Buscar
Usuario

Noticias

El nacimiento de un bebé sin ojos, nariz y medio cráneo provoca protestas en Portugal

Un escándalo de un niño nacido con graves deformaciones salpica a una clínica privada por un seguimiento del embarazo fraudulento.

El nacimiento de un bebé sin ojos, nariz y medio cráneo provoca protestas en Portugal

Un escándalo médico ha saltado en Portugal y salpica de lleno al Servicio de Obstetricia del Hospital San Bernardo de Setúbal. Un cúmulo de negligencias en las que, debido a un errático y fraudulento proceso de seguimiento denunciado por los propios progenitores, ha propiciado el nacimiento de un recién nacido con graves deformaciones: sin ojos, sin nariz y sin parte del cráneo.

Un caso que ha causado un gran revuelo a los ciudadanos portugueses ya que pone en entredicho la asistencia a este tipo de procesos en clínicas privadas. En este suceso médico, el doctor Artur Carvalho, según cuenta ABC, no supo interpretar correctamente todos los análisis realizados al feto durante el embarazo. Una negligencia que ha encendido el debate a pie de calle.

Esta controversia llega en un momento en el que los servicios de maternidad públicos no están en su mejor momento. Muchas voces han advertido sobre los peligros de acudir a realizarse este tipo de seguimientos en clínicas privadas. Sin embargo, los hospitales públicos están realizando cierres temporales en servicios de maternidad por falta de efectivos. No obstante, esta negligencia y las carencias del sistema vuelven a traer a la palestra la asistencia privada.

Inicio de una investigación

El caso ha provocado protestas por las supuestas deficiencias en el sistema sanitario portugués "El caso ha provocado protestas por las supuestas deficiencias en el sistema sanitario portugués"

El recién nacido, de nombre Rodrigo, nació a principios de octubre con graves malformaciones. Sus progenitores pidieron una ecografía más avanzada en otra clínica especializada en el tramo final del embarazo . Allí les alertaron de los problemas que podrían presentarse en el parto. Sin embargo, el obstetra del Hospital San Bernardo de Setúbal hizo caso omiso al resultado de esas pruebas. Lo peor llegó cuando después del parto salieron a relucir esos terribles problemas en el bebé.

La fuerza de los padres de Rodrigo y la polémica surgida en el pueblo portugués ha hecho que las autoridades públicas comiencen una investigación. Las primeras investigaciones han desvelado que el doctor Artur Carvalho tenía cuatro procesos disciplinariosabiertos ante el Colegio Oficial de Médicos, pero seguía ejerciendo.

Artículos recomendados

Comentarios