Buscar
Usuario

Economía

Planean reconvertir este centro comercial cerrado de El Corte Inglés de cinco plantas en un museo

El Corte Inglés negocia un nuevo uso para uno de sus centros comerciales, cerrado por completo desde hace más de un año.

Planean reconvertir este centro comercial cerrado de El Corte Inglés de cinco plantas en un museo

El cierre de El Corte Inglés de Eibar, un gran edificio de cinco plantas en la localidad guipuzcoana, ha abierto el debate sobre el nuevo uso para estas instalaciones, clausuradas desde hace más de un año. Los responsables del Consistorio y los grandes almacenes han mantenido una reunión para encontrar una nueva vida para este centro comercial de grandes dimensiones, entre las que se señala el traslado del museo municipal como la opción con mayores posibilidades, según publica la Cadena SER.

Ambas partes se sentarán nuevamente a finales de este mes, o a comienzos de noviembre, para continuar intercambiando posiciones sobre el nuevo uso de este centro. Las intenciones del Ayuntamiento son asentar servicios municipales, ya sea a través de un alquiler o adquisición, aunque se espera conseguir una buena oferta, según explica el Consistorio.

Un centro que será demolido en Madrid y cierres recientes

El Corte Inglés enfrenta varios cierres recientes. La cadena de grandes almacenes prepara la clausura y demolición de su centro de Méndez Álvaro, donde prevé levantar dos torres de oficinas, así como dotaciones públicas y zonas verdes.

Este cierre se produce de manera paralela a la clausura de varios centros comerciales de El Corte Inglés, que la firma ha ido ejecutando recientemente en una política con la que busca reducir su gasto en ladrillo y, a la vez, reorientar su inversión en la venta online para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado.

La firma ha cerrado varios centros comerciales a lo largo de este verano. Se trata de los centros ubicados en Parquesur (Leganés, Madrid), La Vaguada (Madrid), Serrano, 52 MAN (Madrid), Gran Vía, 20 (Bilbao) y Colón, 1 (Valencia).

Hay causas variadas en la ejecución de los cierres, pero especialmente se centran en la necesidad de cortar pérdidas de algunas tiendas y reducir la deuda del grupo, que en el cierre del primer semestre de 2021 estaba en 3.940 millones de euros. Ha habido cierres diversos, como Francesc Macià (Barcelona), Linares (Jaén) o El Tiro (Murcia).

Otros, han sido reconvertidos con diversos formatos. El centro comercial de Arapiles (Madrid), Sevilla Este o Guadalajara, por ejemplo, han abandonado el formato tradicional de gran almacén y ahora cuentan con el formato outlet en el que venden artículos de temporadas pasadas a precios rebajados. Una estrategia del grupo para sacar partido a su stock y llegar a un nicho de mercado mucho más amplio. Estos centros sí mantienen algunos servicios auxiliares del grupo, como el supermercado, el restaurante o la agencia de viajes.

Otro centro, como Eibar, se ha reconvertido en una 'dark store', un almacén centrado únicamente en la venta online y al que no puede acceder el público general. Y queda duda sobre el futuro de Arroyosur (Leganés, Madrid), que iba a ser reconvertido en un centro comercial al uso y cuya reforma quedó paralizada por la pandemia.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar