Buscar
Usuario

Ciencia

Los efectos que activa una sola onza de chocolate en tu cuerpo tras 5 segundos de consumo

El cacao, tal y como se presenta en la mayoría de supermercados, tiene algunos efectos contradictorios sobre nuestro organismo.

A nadie le amarga un dulce. ¿Habían escuchado alguna vez esta frase? Pues quizás estén en lo cierto, pero tengan esto en cuenta: no le están haciendo ningún tipo de favor a la salud de su organismo. Sobre todo si hablamos de chocolate.

El cacao, tal y como llega a nuestros supermercados, se trata de uno de los alimentos con mayores niveles de grasas y azúcar. Llegado desde América, ha causado furor por su gran capacidad para liberar endorfinas. Pero, en las versiones actuales... ¿Es bueno consumirlo?

Para conseguir la respuesta a este dilema, podéis comprobar cómo actúa el chocolate en vuestro organismo minuto a minuto tras su consumo:

0 a 15 segundos Aumenta el bienestar gracias a un efecto similar al cannabis

El chocolate produce un efecto rápido de bienestar "El chocolate produce un efecto rápido de bienestar"

El efecto placentero del chocolate se experimenta en los momentos previos a su consumo. El simple vapor que desprende este alimento, provocará la activación de las endorfinas y aumento de la serotonina, más conocida como la 'hormona de la felicidad'.

Tras sucumbir a su encanto, la combinación de grasa y azúcar conseguirá el resto. Junto al aumento de la felicidad al que también contribuye la dopamina, el cuerpo irá entrando en una sensación de relax gracias a los endocannabinoides. Son unos químicos producidos en nuestro cerebro que alteran el estado de ánimo al igual que con el cannabis.

1 a 2 minutos Picos de azúcar y riesgo de indigestión

El azúcar muestra rápidamente su peor cara "El azúcar muestra rápidamente su peor cara"

Tras la primera sensación de placer, el cuerpo comienza a activar toda una serie de procesos para digerir el alimento. La gran cantidad de grasas que acumula el chocolate, producirán un importante aumento del riesgo de indigestión en todos aquellos que sufran problemas de acidez.

Por otro lado, al llegar al estómago, nuestro cuerpo comenzará a recibir todo el azúcar. Esto producirá que la glucosa aumente de manera importante: algo fatal en personas de diabetes y que aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad en personas que son consideradas como 'sanas'.

5 a 30 minutos Aumenta el riesgo de padecer obesidad

La obesidad es uno de los riesgos del consumo de chocolate "La obesidad es uno de los riesgos del consumo de chocolate"

Según continúa el proceso de digestión, nuestro cuerpo continúa experimentando ciertos problemas que pueden poner en jaque la salud de nuestro organismo y ser el origen de futuras enfermedades.

Esto último es a lo que nos predispone el elevado contenido de azúcar del chocolate. Tras media hora, nuestro cuerpo empezará a almacenar su energía. En el más que probable caso de que no la quememos inmediatamente, pasará a almacenarse en nuestro cuerpo. Es un proceso que dura ocho horas.

Por otro lado, en estos instantes también comenzará a hacer efecto el nivel de cafeína que contiene el cacao. En el momento en el que nuestro cuerpo consigue absorberlo, comenzará a aumentar el nivel de alerta, concentración y, por ende, energía.

30 a 90 minutos Irritabilidad y letargia

El bienestar se traducirá rápidamente en cierta irritabilidad "El bienestar se traducirá rápidamente en cierta irritabilidad"

Tras el subidón provocado por la cafeína, el cuerpo comenzará a sentir una serie de sensaciones encontradas. Su efecto estimulante continúa, pero el nivel de azúcar baja en picado y de manera repentina.

Esto último es especialmente peligroso, ya que puede producir letargia, un síntoma similar al desmayo o a un shock, en el que nuestro cerebro no consigue procesar la información de manera idónea.

Estos efectos también influirán en nuestro estado de ánimo, siendo culpables de que la euforia y el bienestar inicial terminen derivando en una irritabilidad que, seguramente, no sea del especial agrado de las personas que se encuentren a nuestro alrededor. Sean prudentes.

90 minutos a 2 horas Vuelve el 'subidón'

Tras estas sensaciones, vuelve la montaña rusa. Nuestro estado de alerta volverá a aumentar de nuevo: en este caso, el culpable es la teobromina, que también se dedicará a invitarnos de manera constante a visitar el WC, gracias a su aumento en la tasa de producción de orina.

2 a 6 horas Letargia y problemas en las arterias

Algunos de los compuestos del chocolate producen daños en las arterias "Algunos de los compuestos del chocolate producen daños en las arterias"

Tras este último subidón, volveremos a experimentar nuevamente otro episodio de letargia con una duración estimada de una hora. Todo ello, gracias a que los niveles de azúcar continúan descendiendo a sus niveles más bajos. Por tanto, el causante de estos desequilibrios es, en realidad, la repentina subida y bajada de azúcar.

Además, durante este período, las grasas derivadas del cacao comenzarán a asentarse directamente alrededor de los órganos y debajo de la piel. Por tanto, en este dramático momento, tendrán que saludar a un nuevo enemigo: las cartucheras, la 'barriguita', la curva de la felicidad. No es especialmente buena para la salud, pero dé una lección a los demás y no tenga complejos a la hora de mostrarla sin ningún tipo de complejo.

A pesar de ello, tenga cuidado. El aceite vegetal más barato que se emplea en sustitución del cacao (con el que las empresas ahorran costes) causa daños en las arterias con el uso prolongado y frecuente. A pesar de lo que podamos pensar y, sorprendentemente, no experimentaremos el mismo nivel de colesterol que produce, por ejemplo, la carne y el queso: el chocolate no eleva el colesterol ni causa obstrucción de las arterias con la misma intensidad.

Más de 6 horas Experimentamos beneficios

Los últimos efectos del chocolate son especialmente saludables "Los últimos efectos del chocolate son especialmente saludables"

Tras esta etapa de montaña rusa, de emociones, llega el final con un desenlace, cuanto menos, curioso. Cuando el chocolate abandona nuestro cuerpo, los restos no digeridos terminan siendo digeridos por las bacterias intestinales. Un mal final para ser un Happy Hippo.

Estos restos apoyarán el crecimiento de bacterias intestinales muy beneficiosas para nuestro organismo, como las Lactobacillus o la Bifidobacterium. Además, los microbios intestinales también liberarán sustancias del chocolate rico en cacao, que reducrián la presión arterial y los niveles de la hormona del estrés.

No podemos dudarlo: son unos efectos inesperados que, comparados con la inicial montaña rusa, se convierten en bien merecidos.

Artículos recomendados

Comentarios