Buscar
Usuario

Noticias

Dos hermanos rusos enfrentan 8 años y medio de cárcel por ser LGTBI y criticar al Gobierno

Uno de ellos es homosexual y otro se encuentra en proceso de transición de género y enfrentan juicio.

Dos hermanos rusos enfrentan 8 años y medio de cárcel por ser LGTBI y criticar al Gobierno Dos hermanos rusos enfrentan 8 años y medio de cárcel por ser LGTBI y criticar al Gobierno

Foto: lgbtnet.org

En marzo de 2020, Salekh Magamadov, de 20 años e Isamil Isaev, de 18, fueron detenidos de forma arbitraria y torturados por criticar a las autoridades, así como por ser LGTBI, tal y como denuncia Amnistía Internacional, motivo por el que huyeron de Chechenia. Uno de ellos es gay y otro está en proceso de transición de género.

Sin embargo, la policía rusa los localizó en febrero de 2021 y los trasladó nuevamente de vuelta a Chechenia, bajo la acusación oficial de terrorismo. Permanecieron detenidos hasta ese mes de marzo sin ver a sus abogados ni tener derecho a ninguna defensa.

Ambos llevaban siendo perseguidos desde hacía tiempo. Ismail tenía 16 años cuando la policía lo capturó y golpeó durante siete días. Ahora, enfrentan una condena de ocho años y medio de cárcel tras ser acusados de "ayudar a grupos armados ilegales". Ambos dirigían un canal de Telegram, 'Osal Nakh 95', en el que realizaban publicaciones críticas con las autoridades chechenas que realizaban jóvenes del territorio.

En agosto de 2019, Ismail Isaev, que entonces tenía 16 años, fue secuestrado, recluido en régimen de incomunicación, sometido a tortura y otros tipos de malos tratos y obligado a "pedir perdón" ante una cámara por su presunta implicación en dicho canal.

El 4 de febrero de 2021, ambos jóvenes fueron detenidos nuevamente por la policía chechena en un apartamento de Nizhni Novgorod que les había proporcionado la ONG rusa Red LGBT.

200 personas

La Red Rusa LGBT ha ayudado a 200 personas a huir de Chechena, ya sea al extranjero o hacia otras zonas del país, desde el estallido de las denominadas 'purgas gays' en la república desde hace cuatro años en respuesta a lo que las autoridades chechenas vieron como una mayor visibilidad de los movimientos de derechos LGTBI rusos.

Los funcionarios han desestimado los informes de tales purgas, a pesar de que varios hombres han hablado públicamente de la existencia de secuestros y brutalidad policial. El presidente chechena, Ramzan Kadyrov, acusado de abusos contra los derechos humanos, ha asegurado que directamente no existen personas homosexuales en Chechenia.

El Kremlin ha recibido serias críticas por su delación de funciones ante las criticas e informes sobre lo que sucedía en Chechenia, aunque Moscú ha tenido grandes intereses en mirar hacia otro lado sobre lo que sucedía en este territorio.

Artículos recomendados

Comentarios