Buscar
Usuario

Política

¿Dónde están las tumbas de los dictadores más sanguinarios del siglo XX?

Algunos de estos lugares son frecuentes de peregrinación, otros viven en el olvido, algunos del odio y otros de un turismo incesante.

¿Dónde están las tumbas de los dictadores más sanguinarios del siglo XX?

La exhumación del general Francisco Franco del Valle de los Caídos es una realidad. La justicia española ha dictado que sea en el Cementerio de El Pardo-Mingorrubio, lugar donde está enterrada su mujer Carmen Polo, su hija Carmen Franco y otras personalidades ilustres durante la dictadura entre 1939 y 1975. De hecho, el panteón que se encuentra en el camposanto fue un regalo del expresidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, durante los años sesenta. Sus restos mortales están junto a los de Franco desde octubre de 2019.

El lugar donde el dictador sería enterrado tras el desenterramiento de su féretro en la basílica que él mismo mandó construir ha sido una cuestión de amplio debate entre familiares y descendientes del ferrolés con el Gobierno socialista de Sánchez. Tanto, que los pleitos duraron algo más de 15 meses, aunque socialmente, se da por hecho que nunca terminarán. Un nuevo capítulo de la historia de España se vuelve a cerrar y con él, se abre otro. 

El mundo vio cómo los sistemas totalitarios y autoritarios proliferaron a lo largo del siglo XX, especialmente en Europa. El continente estuvo sumido en la más profunda debacle tras las devastadoras Guerras Mundiales que tuvieron lugar respectivamente, entre 1914-1917 y 1939-1945. África y Asia tampoco se quedaron atrás, aunque sus historias cobraron ciertamente menos relevancia que la de sus homólogos en el viejo continente, a excepción de los regímenes comunistas. Sus líderes fueron apoyados, a la par que odiados y sentenciados. Muchos de ellos no acabaron del todo bien y, a diferencia de Francisco Franco, duraron poco tiempo en el poder. Las naciones del viejo continente pudieron recuperarse de la más absoluta tragedia y en la actualidad, regímenes democráticos como forma de gobierno amparan las leyes, instituciones, organismos y al pueblo de la mayoría de países desarrollados. Al menos eso es lo que dice la teoría, aunque la práctica de la democracia sea puesta en tela de juicio por muchos. 

Pyongyang sigue contando con una dictadura totalitaria, ejercida por Kim Jong-un, nieto del fundador del Estado socialista norcoreano, tras la Guerra de Corea "Pyongyang sigue contando con una dictadura totalitaria, ejercida por Kim Jong-un, nieto del fundador del Estado socialista norcoreano, tras la Guerra de Corea"

Sin embargo, queda algo que se conoce como Memoria Histórica y que en España ha despuntado con Pedro Sánchez al poder en cuanto al mantenimiento de símbolos franquistas en las calles de las ciudades de la geografía española. Si bien la exhumación de Franco ha traído consigo críticas, otros países cuentan con emplazamientos, en ocasiones casi sagrados, que sirven de lugar de peregrinación o turismo para sus visitantes. Panteones, tumbas, mausoleos, todos ellos albergan los restos de importantes figuras de la historia mundial y aún tienen gran importancia en la cultura de los países en los que se encuentran. ¿Quieres saber dónde están enterrados los líderes del siglo XX y qué suponen esos lugares en la actualidad?

1 Adolf Hitler

El emplazamiento donde estaba el búnker en el que murió Hitler fue reemplazado por un aparcamiento "El emplazamiento donde estaba el búnker en el que murió Hitler fue reemplazado por un aparcamiento"

Adolf Hitler murió en un bunker cuando las tropas rusas se disponían a invadir Berlín. Había perdido la Segunda Guerra Mundial y antes de ser procesado y condenado por crímenes contra todo lo habido y por haber, decidió quitarse la vida. Su cuerpo se encontró junto al de su esposa Eva Braun y los rumores apuntan a que los rusos se quedaron con los restos del sanguinario dictador cuando le interceptaron bajo los suelos de una Berlín devastada por los bombardeos. Un grupo de forenses franceses ha asegurado recientemente que ha estado en contacto con restos de Hitler, facilitados por los servicios de inteligencia rusos, confimarndo así las sospechas en torno a su muerte, pues siempre fueron puestas en duda. La versión oficial apunta a que los cuerpos sin vida del austríaco y de su esposa fueron incinerados. Las cenizas habrían sido esparcidas por Berlín y Rathenow (Alemania). El lugar donde estaba el búnker lo ocupa hoy en día un aparcamiento.

Hay quienes dicen que ni los rusos tienen sus restos, ni los esparcieron por Berlín, sino que continúan sepultados en el propio búnker. Otros apuntan a que Hitler y Braun fueron arrojados al río Biederitz, a su paso por el este del país. La realidad es que no se sabe con exactitud lo que ocurrió con uno de los asesinos más atroces del siglo XX. 

2 Vladimir Lenin 

Mausoleo de Lenin, junto a los muros del Kremlin (Moscú), a pocos metros de la famosa Plaza Roja "Mausoleo de Lenin, junto a los muros del Kremlin (Moscú), a pocos metros de la famosa Plaza Roja"

Lenin fue uno de los primeros líderes de Estado que fueron expuestos ante el gran público. Rusia lo hizo en un lugar único, ya que uno de los máximos dirigentes de la URSS no podía estar en un lugar cualquiera. Como fundador del Estado soviético, los rusos deben mucho a esta figura, tanto en lo bueno como en lo malo. Por ello, construyeron un mausoleo en plena Plaza Roja de Moscú, que alberga los restos momificados del dirigente ruso. Además es uno de los lugares que más atractivo turístico genera en el país, con miles de turistas que deciden personarse allí para visitar al líder bolchevique. El mantenimiento del cuerpo sin vida de Lenin le cuesta al Gobierno ruso unos 175.000 euros al año, sin embargo existen voces dentro del país que preferirían que estuviera enterrado. 

3 Joseph Stalin

La tumba de Joseph Stalin se encuentra en un cementerio a los pies del Kremlin, sin ningún tipo de honor por parte del Gobierno ruso "La tumba de Joseph Stalin se encuentra en un cementerio a los pies del Kremlin, sin ningún tipo de honor por parte del Gobierno ruso"

El sucesor de Lenin no contó tras su muerte con los mismos privilegios que su predecesor. Fue, si cabe, mucho más represor y duro que Lenin. Aunque Joseph Stalin no gozó de la misma reputación que Lenin, las autoridades rusas con Nikita Jruschov a la cabeza, decidieron embalsamarlo en el mismo mausoleo donde se encontraba el comunista.Jruschov se lo pensó dos veces y como medida de denuncia ante los crímenes cometidos por el georgiano, retiró su cuerpo del interior del edificio ubicado en las murallas del Kremlin y lo trasladó a una tumba cercana, ubicada tan solo a unos 20 metros, en la Necrópolis del Muro del Kremlin.

4 Josip Broz Tito

Tito, dirigente yugoslavo, fue enterrado en un mauseleo ubicado en la Casa de las Flores, Belgrado (Serbia) y es hoy en día un lugar de peregrinación "Tito, dirigente yugoslavo, fue enterrado en un mauseleo ubicado en la Casa de las Flores, Belgrado (Serbia) y es hoy en día un lugar de peregrinación"

El cuerpo del líder del Estado federal socialista de la antigua Yugoslavia ha permanecido en el mismo lugar desde su muerte en 1945. Cuando murió, se le enterró en el mausoleo de la Casa de las Flores, que fue construido en Belgrado, capital de Serbia, unos años antes de su muerte, a petición del dirigente. Cuando Yugoslavia se desintegró y empezaron a aflorar las primeras repúblicas independientes, el lugar se cerró al público general y volvió a reabrirse en 1996, cuando la situación en los balcanes empezó a regularizarse. Hoy en día, muchos turistas, y también los propios serbios, le recuerdan con nostalgia y por ello, acuden al lugar para rendirle culto y mostrarle sus respeto.

5 Benito Mussolini

Mussolini cuenta con un lugar privilegiado dentro de una capilla en la región italiana de Emilia-Romaña "Mussolini cuenta con un lugar privilegiado dentro de una capilla en la región italiana de Emilia-Romaña"

Otro de los fascistas con más renombre del siglo XX fue el italiano Mussolini. Estuvo al mando en Italia entre 1922 y 1945 y como la mayoría de dictadores, no tuvo un final demasiado placentero. Cuando intentaba abandonar el país, viendo que Alemania perdía la guerra ante la Unión Soviética y su régimen llegaba a su fin, fue interceptado en un camión de las tropas alemanas, con su amante Clareta Petacci, en el que intentaba huir a Suiza. Los revolucionarios les ejecutaron y colgaron sus cuerpos boca abajo en una plaza ubicada en el centro de Milán. Sufrieron todo tipo de vejaciones y agresiones por parte del pueblo Italiano: mutilaciones, golpes, escupitajos... 

Una vez dieron por finalizada esa venganza, lo llevaron a un lugar donde nadie pudiera identificarlo. Sin embargo, los partidarios del Duce lo encontraron, profanaron la tumba y lo llevaron al convento de Cerro Maggiore, donde sus restos estuvieron ocultos durante 10 años. En 1957, sus restos fueron entregados a la familia, que le dio sepultura en una capilla de San Cassiano, en Predappio, su pueblo natal. El Gobierno italiano, que había emprendido el camino hacia la democracia tras su muerte, estuvo de acuerdo con la inhumación en este lugar. Su tumba actual es también lugar de peregrinación para curiosos, afines y turistas.

6 Augusto Pinochet

Pinochet falleció a los 91 años y desde el momento de su funeral, nadie ha podido ver su féretro, ni tampoco el lugar donde descansan sus restos mortales "Pinochet falleció a los 91 años y desde el momento de su funeral, nadie ha podido ver su féretro, ni tampoco el lugar donde descansan sus restos mortales"

Tras su muerte a mediados de la primera década del nuevo milenio, el general chileno fue llevado a una capilla familiar privada en Valparaíso. Nadie puede visitarle y de hecho su muerte generó cierta controversia porque, a sus 91 años, estuvo a punto de ser procesado por crímenes contra la humanidad ejercidos durante el período que estuvo en el poder, donde al igual que sus homólogos, hizo gala de una fuerte represión a opositores y detractores de su régimen. La justicia de Chile nunca pudo hacer que rindiera cuentas y pagara por ello.

7 Nicolae Ceaucescu 

Los restos del comunista y su esposa se encuentran en el cementerio militar de Ghencea (Bucarest), siendo un lugar muy visitado por la población del país que aún le admira "Los restos del comunista y su esposa se encuentran en el cementerio militar de Ghencea (Bucarest), siendo un lugar muy visitado por la población del país que aún le admira"

Todo lo que se construyó en honor del dirigente rumano Ceaucescu se convirtió en un lugar de peregrinación turística. Como si de un parque de atracciones se tratara, su casa natal; el palacio donde residió, de 80 habitaciones y 14.000 metros cuadrados; su tumba y la de su mujer Elena, así como la base militar donde fueron fusilados, todos estos emplazamientos son polos de atracción para aquellos que recuerdan la memoria del comunista, enjuiciado rápidamente poco antes de su muerte. Su sepultura se localiza en un camposanto de Bucarest y forma parte de todas guías turísticas y tours organizados que se ofertan en la capital de Rumanía. 

8 Antonio de Oliveira Salazar

El portugués fue una de las compañías más cercanas a Franco en el panorama internacional, pues ejerció un régimen autoritario similar a la dictadura franquista tras su golpe de Estado en 1926. Tras la Revolución de los Claveles en 1974, esta oscura etapa de la historia de Portugal finalizaba, aunque el fundador del Estado Novo moría cuatro años antes, tan solo cinco años antes que el dictador español. Sus restos mortales reposan en Vimieiro, su pueblo natal, localidad que en la actualidad sigue intentando edificar y acondicionar un museo en honor a la figura del portugués con el objetivo de generar turismo. La falta de fondos que permitan financiar el proyecto ha hecho que no acabe de ver la luz, aunque numerosos grupos también se han encargado de hacer presión para que no ocurra.

9 Jorge Rafael Videla 

El Presidente de la Nación Argentina entre 1976 y 1981 murió de forma natural en prisión a los 87 años de edad. Allí cumplía condena por los crímenes que había cometido cuando ejerció su poder. Cuando esto ocurrió en 2013, el primer impulsor del denominado Proceso de Reorganización Nacional iba a ser enterrado en Mercedes, una localidad que se encuentra a tan solo 100 kilómetros de la capital Buenos Aires. Sin embargo, las presiones ejercidas por los ciudadanos llevaron a la familia del militar a reconsiderar la idea y decidieron inhumarlo en un lugar que no revelaron, hasta que el popular diario Clarín lo desveló. Su tumba se identificó con un nombre falso "Familia Olmos" y está ubicada en un cementerio privado de Pilar. Posteriormente, el nombre de la lápida se modificó y un día cualquiera fue cambiado por el de "Ababo Yalan".

10 Mao Zedong

A grandes rasgos y salvando evidentes diferencias, Mao Zedong es en China, lo que Lenin en Rusia "A grandes rasgos y salvando evidentes diferencias, Mao Zedong es en China, lo que Lenin en Rusia"

Todo aquel que visita Pekín probablemente irá al mausoleo levantado para albergar los restos del líder comunista chino. El fundador de la República Popular China fue muy prominente en la historia que atravesó el país desde 1949. Ejerció una brutal política como presidente de la República y del Gobierno Central, así como del Partido Comunista de China. Su mandato finalmente desembocaría en un gran legado que el pueblo chino aún siente muy suyo. Además, están los que quien aún le recuerdan con mucha nostalgia, entre otras cosas, por el Gran Salto Adelante o la Revolución Cultural. Fue partidario de la separación de Corea y siempre simpatizó, por ideología y acción, con la URSS, aunque tras la muerte de Stalin, no simpatizó de la misma manera con Jruschov. 

Zedong falleció en 1976 tras serios problemas pulmonares y cardíacos, estado que había agravado el mal de Parkinson que le afligía. Si bien dejó escrito que tras su muerte quería ser incinerado, la política sucesoria de Hua Guofeng no estuvo de acuerdo con esta premisa y fue embalsamado y colocado en un mausoleo que hoy en día sigue siendo una importante atracción turística de la capital china. 

Mingorrubio, tumba de dictadores internacionales

Franco, para sorpresa de muchos, no está entre los personajes más sanguinarios que ejercieron una fuerte y espantosa represión, sometiendo así a la sociedad de todo un país. De hecho, si atendemos a los números, las cifran apuntan a que Zedong, Stalin y Hitler mataron respectivamente a 78, 23 y 17 millones de personas. Sin embargo, los restos del militar ferrolés no fueron objetivo de aquellos que no simpatizaron con su régimen, sino que murió de forma natural por sepsis, tras ser intervenido quirúrjicamente por demasiadas afecciones que le afligían debido a su avanzada edad. Si bien él nunca hizo público el lugar donde le gustaría descansar tras pasar al otro lado, el expresidente del Gobierno Carlos Arias Navarro se adelantó y reservó un espacio para él, en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, donde el 24 de octubre de 2019 fue reinhumado. Allí se había enterrado a su mujer, también a su hija, y a personajes que formaron parte del franquismo como Luis Carrero Blanco, o el mismo Arias Navarro.

El cementerio de Mingorrubio en El Pardo (Madrid) alberga los restos de Francisco Franco, su mujer, su hija y otros dictadores del siglo XX | CC Alkarrier "El cementerio de Mingorrubio en El Pardo (Madrid) alberga los restos de Francisco Franco, su mujer, su hija y otros dictadores del siglo XX | CC Alkarrier"

Sin embargo, las consideraciones políticas del momento llevaron a las autoridades a enterrar al general en el Valle de los Caídos, que él mismo había mandado construir, junto a José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española de las JONS, que había sido llevado allí en 1959. Su funeral, un gran despliegue con más de 100.000 asistentes, despedía a una figura que si bien era querida por muchos, formó parte de una gran mancha en la historia de la España del siglo XX. Pocos fueron los representantes internacionales que asistieron, entre ellos el expresidente Francés, Valéry Giscard; el vicepresidente de los Estados Unidos, Nelson Rockefeller; el dictador Pinochet; el rey Hussein de Jordania o el principe Rainiero de Mónaco. Los dirigentes democráticos internacionales decidieron no personarse en una España que había estado sometida durante 40 años a un régimen anticonstitucional y antidemocrático. 

Un capítulo de la historia se vuelve a abrir tras la exhumación de Francisco Franco, y es que el dictador no está solo en Madrid. Otros homólogos y dirigentes de regímenes autoritarios y totalitarismos que están enterrados en la capital son el dominicano Rafael Leónidas Trujillo, que compartirá camposanto con el gallego; el cubano Fulgencio Batista y el croata Ante Pavelic, que se encuentran en el cementario de San Isidro o el venezolano Marcos Pérez, que se encuentra en Alcobendas. Diferentes fueron las razones que les llevaron a ser sepultados dentro de las fronteras españolas. Trujillo, llegó ya cadáver para estar junto a los restos de su hijo y el filonazi Pavelic, por ejemplo, vino a España tras huir de la repúblicana balcánica que había sido creada por el régimen alemán, aunque primero estuvo protegido por Perón en Argentina. 

En los últimos años...

Entre los fallecidos de forma más reciente, encontramos al revolucionario cubano Fidel Castro, al irakí Sadam Hussein o al libio Muamar Al Gadafi.

El comunista Castro, líder de la revolución cubana, ejerció una de las dictaduras más largas que se recuerdan. Falleció en 2019 cuando ya había alcanzado los 90 años, aunque estuvo al mando de su país más de la mitad de su vida. Las autoridades cubanas sepultaron sus cenizas en elcementerio de Santa Ifigenia (Santiago de Cuba), bajo una piedra que fue extraída de la Sierra Maestra. Esta cordillera fue un lugar representativo del régimen castrista, ya que fue donde tuvo lugar la revolución contra Batista, que dio paso al comienzo de su mandato. El peso de esta piedra asciende hasta las 49 toneladas e hicieron falta más de 6 años para tallarla y darle forma, de hecho, los trabajos empezaron en 2006, 10 años antes del fallecimiento. Hoy en día, es otra de esas tumbas que suscitan gran interés turístico

Por su parte, Sadam Hussein no murió por causas naturales. De hecho, fue condenado a muerte y ahorcado por sus oponentes en el año 2006. Su cuerpo fue enterrado en un panteón de su familia, ubicado en Ouja, Tikrit, pueblo natal del dictador. Años después fue destruido por las disputas entre el ejército irakí y el Estado Islámico, en algún punto de la historia entre 2014 y 2015. Como su familia ya intuía lo que estaba a punto de pasar, exhumó sus restos y hoy en día no se sabe dónde se encuentran. 

Una gran piedra de la Sierra Maestra es ahora la tumba de Fidel Castro en el cementerio de Santa Ifigenia (Santiago de Cuba) "Una gran piedra de la Sierra Maestra es ahora la tumba de Fidel Castro en el cementerio de Santa Ifigenia (Santiago de Cuba)"

Gadafi fue asesinado por los rebeldes libios a principios de la segunda década del nuevo milenio, tras 42 años en el poder del país africano. Ocurrió en Sirte, muy cerca de su localidad natal, aunque los ciudadanos del país desconocen dónde se encuentra después de que el Consejo Nacional de Transición escondiera sus restos en algún pareja del desierto de Libia, pues no querían que ser conviertera en un lugar al que asistir para rendirle ningún tipo de honor. 

Artículos recomendados

Comentarios