Buscar
Usuario

Noticias

La denuncia de una azafata a la que rechazaron por su talla y por su peso en Fitur

La joven ha contado entre lágrimas que nunca se había sentido tan rechazada y tan discriminada por su talla.

La denuncia de una azafata a la que rechazaron por su talla y por su peso en Fitur La denuncia de una azafata a la que rechazaron por su talla y por su peso en Fitur

Foto: Instagram Alba Nevado

Alba Nevado es una joven madrileña que había conseguido un trabajo como azafata de eventos en Fitur. Sin embargo, en el último momento la rechazaron por su talla y su peso. Su testimonio se ha hecho viral y ha revolucionado las redes sociales.

"Me he visto rechazada", cuenta en su perfil de Instagram. "Estoy super indignada, porque pensé que nunca me iba a pasar esto, lo juro", confiesa entre lágrimas al inicio del vídeo. Alba explica que había sido contratada en una empresa de azafatos de eventos para trabajar en Fitur.

Un uniforme de talla única

El día de la formación le dieron un "uniforme de talla única". "Cuando llegué a casa y me lo probé, evidentemente, eso a mí no me estaba bien", cuenta. Entonces, decidió hablar con los jefes, quienes le dijeron que le podían "dar una talla 42 y que si no tendría que ir con traje negro".

La joven llegó a su puesto de trabajo una hora antes para que le pudieran dar un uniforme nuevo. Cuando llegaron los jefes, le dijeron "¿tú eres la del problema?". "Después de eso, me dan una talla 42 de falda, que a mí evidentemente no puedo hacer magia y no me va a estar bien. Después me dicen que me van a dar un pantalón de chico porque, como es más grande, a lo mejor me va bien. Tampoco me iba bien", dice.

Entonces deciden mandarla a casa porque no podía trabajar sin uniforme. "Como si el problema fuera mío", denuncia. "Yo no quiero que me traten como si fuera un problema y como si mi imagen fuera lo único que sirviera para trabajar, en un puesto que sé que soy lo suficientemente válida como para estar, pero como no encajo dentro del canon de belleza que a día de hoy conocemos, pues no tienen una talla para mí", dice. "Por lo tanto, no puedo trabajar", concluye.

"Me duele en el alma que no me permitan trabajar por no tener una talla única", dice la joven. "Por eso subo este vídeo, para denunciar una situación y para que ninguna mujer tenga que volver a pasar por esto", cuenta en la descripción.

La empresa ha respondido

El vídeo se ha hecho viral y ya tiene más de 2 millones de reproducciones y 113.000 me gusta. Ha llegado a directivos de Ifema, Fitur y de la empresa que le impidió trabajar. Esta compañía le pidió que borrara el vídeo, pero ella no lo hizo. "He contado una cosa que ha pasado y yo me he sentido muy mal. Si borro ese vídeo, estaría escondiendo algo que es real y que he vivido".

"He recibido sentidas disculpas por el momento tan desagradable. También me han ofrecido incorporarme con un uniforme distinto que pudiera valerme a un puesto de trabajo". Sin embargo, Alba ha dicho que no a esta oferta porque no está en "condiciones físicas, psicológicas o mentales como para atender al público de una manera agradable y simpática".

Artículos recomendados

Comentarios