Instagram sigue sin censurar la cuenta que muestra a las mujeres como esclavas sexuales

Instagram sigue sin censurar la cuenta que muestra a las mujeres como esclavas sexuales

A pesar de las estrictas normas que tiene establecida esta red social, parece que la censura no llega a la cuenta de este multimillonario.

Tecnología Nieves Juanas Nieves Juanas 05 Marzo 2018 17:30

Muy poca gente, por no decir nadie, se ha leído las normas que tiene Instagram en cuanto a la publicación de contenidos. Hablamos de esa letra pequeña que aparece al crearse una cuenta en esta red social y que todos aceptamos sin ni siquiera echarle un ojo por encima. Por difícil que parezca de creer, Instagram es bastante estricto al respecto y no permite publicaciones en las que no se tengan los derechos de la imagen, prohíbe los desnudos (salvo obras de arte), contenido sexuales explícitos y la gran polémica de los últimos tiempos: también censura cuentas en la que se muestran cuerpos que no son considerados "perfectos" para la sociedad.

Como es obvio, los trabajadores de Instagram tienen una tarea complicada por delante que se ve facilitada por las denuncias que los usuarios podemos hacer si vemos estos contenidos poco apropiados. Las cuentas que han recibido varias denuncias quedan desactivadas para que sean revisadas y posteriormente, según decidan los señores dueños de la red, son reactivadas o suspendidas de manera indefinida. Sin embargo, existe una cuenta que parece que consigue esquivar continuamente esta censura. Hablamos del perfil del multimillonario Travers Beynon, Candyshopmansion en Instagram.

La cuenta que denigra a las mujeres

I work on a simple philosophy: Supply & Demand. #candyshopmansion

Una publicación compartida de Candy Shop Mansion (@candyshopmansion) el

Con casi un millón de seguidores en la red social, Travers Beynon es conocido por ser un importante magnate del tabaco en Australia. Además, ha conseguido un gran renombre en Instagram por publicar imágenes que denigran y casi humillan a las mujeres. Imágenes que recuerdan a la mansión de Playboy donde se muestran todo el lujo y descontrol del que es capaz de llevar Beynon.

Entre las instantáneas podemos ver que vive rodeado de mujeres ligeras de ropa, que se exhiben con comportamientos sugerentes o totalmente desnudas y con alcohol por doquier. Todas ellas acompañadas y dominadas por Candyman. La lista de seguidores que cotillean las aventuras de este multimillonario son en su mayoría hombres que aplauden cada paso que Beynon da. Pero, ¿por qué no censuran su cuenta mientras que otros perfiles son eliminados por menos? ¿Será por los beneficios monetarios que le aporta a Instagram?

Según cuenta Indy 100, Travers Beynon está casado y tiene cuatro hijos, sin embargo, él mismo asegura que cada noche duerme con cuatro mujeres distintas. De hecho, se define a sí mismo como "una mezcla entre el Gran Gatsby, Hugh Hefner, el Lobo de Wall Street y Tony Stark, pero con un gusto por Versace".

Los invitados a las fiestas son personas muy exclusivas

Like a Matador

Una publicación compartida de Candy Shop Mansion (@candyshopmansion) el

Hace años los abuelos de Taesha, la esposa de Beynon, concedieron una entrevista a la televisión lamentando la situación en la que se encontraba su nieta, criticando la forma de vida que llevaba junto a él y el ambiente en el que se estaban criando los hijos de la pareja ya que, según contaban, el alcohol y las drogas están a la orden del día en la vida del millonario.

Pero no solo eso, las fiestas salvajes ocurren día sí y día también, e incluyen cientos de mujeres que están allí para divertir a los invitados de la manera que sea. Los elegidos suelen ser seleccionados por el propio Beynon que les realiza una serie de preguntas para saber más sobre sus asistentes. Entre las cuestiones está la de "describir sus fantasías más oscuras".

A pesar del machismo imperante en sus fotografías, de mostrar a las mujeres como simple objetos sexuales o la obscenidad que muestran las instantáneas, la cuenta no es cancelada. Tan solo fue desactivada hace unos días por las denuncias recibidas por "contenido inapropiado", pero fue reactivada poco después. Uno de los representantes de Beynon concedió una entrevista al Daily Mail y afirmó que esta desactivación sin previo aviso "les había afectado en el negocio" y acusaba a Instagram de "discriminación porque otras cuentas tienen peor contenido".

Está claro que Instagram tiene mucho que mejorar al respecto porque todos conocemos a alguien al que le han quitado su perfil por mostrar contenido poco apropiado. Cuántas mujeres y hombres se habrán quedado sin su cuenta en Instagram por mostrar sus cuerpos naturales, sin sexualizar, pero que no poseen una complexión considerada "adecuada" o "perfecta" para la sociedad en la que vivimos. Sin embargo, tenemos que seguir viendo cómo Candyman hace uso de las mujeres y sale impune de la censura. Poderoso caballero es don dinero.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados