Corea del Norte promete infligir a EE.UU. el "mayor dolor y sufrimiento" de su historia

Corea del Norte promete infligir a EE.UU. el "mayor dolor y sufrimiento" de su historia

El régimen de Pyongyang refuerza sus amenazas contra Estados Unidos mientras desarrolla su bomba termonuclear.

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 11 Septiembre 2017 11:44

Continúa la escalada de tensión en la península coreana con una crisis diplomática entre Corea del Norte y Estados Unidos que apunta a constituirse en la mayor crisis desde el armisticio entre el norte y el sur de 1953.

El actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha dudado en responder a las amenazas de la única dinastía estalinista de la historia con la misma retórica del régimen de Pyongyang. Algo que se demostró cuando prometió "fuego y furia" contra su rival, unas palabras impensables en su antecesor, Barack Obama.

El régimen no ha dejado lugar a dudas: "En caso de que Estados Unidos arme la resolución ilegal sobre sanciones más duras, la DPRK se asegurará de que pague el debido precio", ha asegurado el Ministerio de Exteriores norcoreano en un comunicado.

Según el argumentario del régimen, Estados Unidos está "aprovechando la legítima defensa de Pyongyang para estrangular y sofocar completamente al país", en referencia a las sanciones económicas impuestas desde Washington por el desarrollo de la bomba termonuclear.

Kim Jong-un revisa el desarrollo de la bomba termonuclear "Kim Jong-un revisa el desarrollo de la bomba termonuclear"

Sobre esta última, el régimen también ha querido pronunciarse: "Hemos desarrollado y perfeccionado un arma termonuclear superpoderosa como emdio para disuadir los movimientos cada vez más hostiles y la amenaza nuclear de Estados Unidos". Teniendo en cuenta la potencia de los misiles con los que cuenta el régimen, la bomba podría destruir, incluso, amplias zonas de España en cuestión de minutos.

El gobierno norcoreano ha realizado varias pruebas con misiles que podrían atacar también a su principal enemigo, Estados Unidos, lo que podría desatar un conflicto bélico de consecuencias imprevisibles.

Sin embargo, las dudas sobre la viabilidad de su tecnología permanecen en el aire. Algunos de los misiles que han fabricado han terminado abandonando la atmósfera y regresado completamente destruidos.

En el caso de que lanzase una bomba de estas características, el régimen podría ver su plan frustrado y a su enemigo a batir completamente reforzado para el ataque. No hay que olvidar que la principal supervivencia del régimen se basa en el llamamiento a la población para combatir a Estados Unidos, así como en el miedo que respiran las potencias occidentales a su arsenal nuclear.

Mientras tanto, Donald Trump ha intentado asfixiar nuevamente al régimen comunista con nuevas sanciones, entre las que se encuentra la prohibición tajante de adquirir deuda a cualquier empresa norteamericana.

El régimen, mientras tanto, aprovecha su buen manejo en el mercado negro para financiar un costoso programa nuclear que permita la defensa de un régimen que controla a una población que sufre ingentes carencias a diario.

Comentarios