Buscar
Usuario

Televisión

5 curiosidades que no sabías de cuando Eurovisión se hizo en España

Este año se cumplen cincuenta de la única vez que el festival ha visitado España. Repasamos lo más curioso.

España lleva medio siglo sin albergar el Festival de Eurovisión. De hecho, entre idas y venidas, el evento apenas ha visitado España una vez, allá por 1969 en el Teatro Real de Madrid. Con un número tan redondo como el que representa este cincuenta aniversario, qué mejor que recordar a aquella España bajo la dictadura de Franco que quiso poner su cara más internacional para blanquear el régimen. 

Para ello, primero vamos a situarnos en el contexto. Tras la victoria de Massiel un año antes en el Royal Albert Hall de Londres, Eurovisión fue todo un acontecimiento. A él, se sumó, por supuesto, una victoria española más, esta compartida con otros tres países. Salomé, enfundadada en un vestido de Pertegaz, volvió a vencer el festival en la que sería la última ocasión que España lo consiguiera.

Sin embargo, más allá de puntos, clasificaciones y canciones, hay más de un hecho curioso relacionado con aquella fecha que son dignos de recordar... y son unos cuantos: ¡Vamos con ello!

1 Dalí y la propuesta escénica

De cara a engalanar el Teatro Real de Madrid y crear una propuesta escénica para Eurovisión, el régimen no dudó en llamar a su referente más vanguardista: Salvador Dalí. El artista de Figueras, creó el primer cartel de la historia del festival, además de ser el encargado de redondear el concepto escenográfico junto al escenógrafo Bernardo Ballester y el escultor Amadeo Gambino. Este último fue el encargado de elaborar la escultura de la estrella que presidía el escenario y que aún puede visitarse en los jardines de los estudios de Prado del Rey. 

En búsqueda de esa vanguardia y de mostrar una España moderna, el evento sí mostró calidad, aunque su entorno seguía bajo el gris de la dictadura del General Franco, que aún lo impregnaba todo en aquella España en blanco y negro.

2 Un vestido de catorce kilos

El vestido de Salomé era de porcelana "El vestido de Salomé era de porcelana"

En una Eurovisión de cuatro ganadores, se difuminó un poco la victoria de Salomé y su celebérrimo 'Vive Cantando'. La intérprete catalana defendió esta canción de María José Cerrato enfundada en un mono celeste nada más y nada menos que de Pertegaz

La firma del vestido, escondía un handicap importante: su peso. Y es que el mono estaba compuesto por más de cinco mil canutillos de porcelana, lo que hacía que pesara cerca de catorce kilos. Evidentemente, el vestido era para aguantarlo tres minutos, lo que duraba la canción; y de hecho se comenta mucho que la intérprete terminó sentada en el backstage ante tanto peso encima. 

3 La primera en color

Massiel junto a las vencedoras de Eurovisión 2019 "Massiel junto a las vencedoras de Eurovisión 2019"

Eurovisión 1969 también fue el primer festival que pudo verse en color de la historia del certamen. Aunque en España la televisión en color apenas había llegado a los hogares, la Europa más desarrollada sí pudo ver el concurso con todo detalle. 

De hecho, para conocer ese celeste del vestido de Salomé que tan bien daba a cámara, los españoles tuvieron que esperar hasta la jornada siguiente para contemplar las fotografías en los períodicos o las revistas. Hasta entonces, todos percibieron únicamente el blanco y negro que entonces aún dominaba todos los televisores españoles.

4 Cuatro ganadoras

Las ganadoras del certamen "Las ganadoras del certamen"

El certamen estuvo perfectamente presentado por una joven Laura Valenzuela, que tuvo que sufrir en sus carnes las votaciones finales. Y este no era un asunto cualquiera, ya que por aquel entonces, la UER no valoraba los empates a puntos, dándose un empate a cuatro en lo más alto de la tabla al concluir las votaciones. España, Francia, Países Bajos y Reino Unido comandaban la clasificación con 18 puntos, un hecho que haría decidir a la UER, considerando a los cuatro países como ganadores.

Con déficit de trofeos, el festival viajó al año siguiente a Países Bajos para celebrarse en Amsterdam. Para aquella ocasión, y de nuevo con el celeste como fetiche, Julio Iglesias y su 'Gwendolyne' se encargaron de representarnos, obteniendo un meritorio cuarto puesto. 

5 Austria se negó

Salomé en los ensayos "Salomé en los ensayos"

La controversia sobre celebrar un Festival de Eurovisión en España fue muy grande durante 1969. Al considerar muchos que España era una dictadura y un reducto del fascismo en Europa, el régimen se vio obligado a acometer una serie de concesiones para evitar un boicot al certamen. 

Uno de esos gestos fue la retirada del estado de sitio de las calles. Con ello, el franquismo abría un poco la ventana para evitar una marcha masiva de países, que terminaría solo con la ausencia de la televisión austriaca, que mostró su negativa a cantar en un país dictatorial para posteriormente borrarse de la edición del concurso.

BONUS Desde entonces, no se ha vuelto a ganar

Evidentemente, Eurovisión no ha vuelto a España, porque no ha vuelto a ganar el festival. Con algunos intentos como el de la Costa del Sol en 1980 porque Israel no podía asumir el festival, o las declaraciones en 2015 de Australia indicando que le gustaría llevar Eurovisión a Barcelona si ganaban, lo cierto es que por méritos propios actualmente ganar el festival parece una utopía.

Algunos resultados positivos como los segundos puestos de Mocedades, Anabel Conde, Betty Missiego o Karina se ven muy lejanos para un país que no para de albergar grandes eventos y que, con el ejemplo del año pasado con Portugal, mostró que se puede hacer un festival magnífico con poco dinero. Sin duda, tras medio siglo, España merece volver a convertirse nuevamente en la sede del eurofestival.

Artículos recomendados

Comentarios