Un estudio científico alerta del peligro bacteriano de los patos de goma del baño

Un estudio científico alerta del peligro bacteriano de los patos de goma del baño

Un estudio científico realizado por suizos y estadounidenses avisa del riesgo que suponen los patos u objetos de goma que se utilizan en el baño.

Un inocente patito de goma o un pequeño juguete de plástico en la bañera puede ser un hervidero de bacterias y un excelente refugio de gérmenes con cierto peligro para la salud. Esta es la conclusión a la que llega un estudio científico liderado por varios expertos suizos y estadounidenses que dictamina ese riego para el ser humano. El análisis fue realizado en el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuáticas (ETH Zurich) junto con la Universidad de Illinois.

Los resultados se reflejaron la semana pasada en la revista Biofilms and Microbiomes. Su tesis se avala en unos experimentos que han durado alrededor de 11 semanas. Unas pruebas en profundidad donde estos objetos cotidianos fueron expuestos a diferentes tipos de agua (sucia y limpia), fluidos humanos tales como la orina y los componentes de diferentes jabones y champús. Las pruebas demostraron que, a medida que pasa el tiempo, aumenta la concentración de gérmenes y bacterias, como puede ser el caso de la legionella y de hongos, debido al material con el que están construidos.

Los expertos piden una mayor regulación de los materiales "Los expertos piden una mayor regulación de los materiales"

El principal culpable son los polímeros de baja calidad que componen los objetos de goma

El principal motivo no es el agua, ya que su concentración en nutrientes es baja y, por lo tanto, no ayuda o fomenta el crecimiento de bacterias por sí sola. En realidad, el causante principal son los polímeros de muy baja calidad que componen los objetos de goma. La microbióloga y responsable principal del informe, Lisa Neu, afirma que "hemos encontrado diferencias muy grandes entre los diferentes animales de baño. Una de las razones fue el material, porque libera carbono que puede servir como alimento para la bacteria" También ayuda la acumulación y concentración de los componentes del jabón y, sobre todo, el contacto con los fluidos corporales tales como la orina; además, el ambiente húmedo y el calor propicia el crecimiento de gérmenes.

La microbióloga explica que "desde el punto de vista científico, indica que este estudio representa un marco muy interesante de análisis, ya que se da "la unión entre el agua potable, los materiales plásticos, la contaminación externa y los usuarios finales vulnerables", y continúa diciendo, "los juguetes de baño con moho son ampliamente discutidos en foros y blogs en línea, pero hasta la fecha han recibido poca atención científica".

Un estudio que representa un marco muy interesante "Un estudio que representa un marco muy interesante"

Una mayor regulación de los materiales

Por el contrario, este grupo de científicos explican que esa exposición a componentes bacterianos tiene una consecuencia positiva para el ser humano: el fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico, pero, por el contrario, también puede ser consecuencia de procesos infecciosos en ojos y oídos.

De hecho, los investigadores piden una mayor regulación de los materiales con los que se fabrica este tipo de juguetes u objetos. Por ellos creen que es el causante principal del crecimiento de bacterias y gérmenes.

Comentarios