Buscar
Usuario

Vida

La ciencia explica por qué el deseo sexual se dispara en verano

La luz solar, el olor corporal, o la reducción del estrés son algunos de los factores que explican por qué el deseo sexual es mayor en verano.

La ciencia explica por qué el deseo sexual se dispara en verano La ciencia explica por qué el deseo sexual se dispara en verano

Foto: Envato Elements

No, no es una sensación subjetiva, la ciencia ha confirmado que en verano el deseo sexual se dispara. Así lo demuestra la reciente encuesta realizada por Boston Medical Group, que afirma que más de la mitad de los españoles encuentra el verano la época más activa para practicar sexo, por delante de la primavera (25%), el invierno (16%) y el otoño (8%). Además, uno de cada dos encuestados asegura mantener relaciones una media de tres veces a la semana durante la época veraniega, y dos de cada diez afirma practicar sexo todos los días.

Con estos datos, resulta evidente que el aumento de de la atracción y la actividad sexual en los meses más calurosos del año es algo más que una creencia generalizada y existen varios factores científicos que lo explican.

La luz del sol es la principal protagonista, y es que si bien esta puede influir notablemente en el estado de ánimo de las personas, también tiene algo que decir sobre nuestro apetito sexual. Este fenómeno se debe a la producción de vitamina D, que aumenta en nuestro cuerpo tras la exposición al sol y que se traduce además en niveles más altos de testosterona, tanto en hombres como en mujeres.

Pero el poder de la luz solar va más allá, y ya existen trabajos que demuestran que ésta no solo tendría influencia sobre el deseo sexual sino también sobre la fertilidad. De hecho, varios estudios han encontrado una relación directa entre la cantidad de vitamina D y factores como el estado de los andrógenos o, incluso, la calidad del semen.

Además, el sol genera en nuestro cuerpo mayores cantidades de endorfinas, serotonina ("la hormona de la felicidad"), oxitocina y otras sustancias que funcionan como neurotransmisores y provocan bienestar y buen humor, mayores niveles de energía, más capacidad de sociabilidad y sí, también un deseo sexual más pronunciado.

Menos estrés y más relaciones sociales

En verano somos más pasionales En verano somos más pasionales, imagen de sustitución
En verano somos más pasionales Envato Elements

Más allá de la luz solar, existen otros factores que podrían justificar esta tendencia generalizada y uno de los más llamativos es el olor corporal. Así lo confirma un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Técnica de Dresde, en Alemania, que afirma que el olfato hace que los individuos se sientan inconscientemente atraídos por aquellos otros que "les convienen más" genéticamente y a buscar parejas sexuales con características genéticas distintas a las propias para la supervivencia de una posible descendencia.

Este proceso tendría lugar, según el estudio, en el inconsciente de las personas, y en él juegan un papel importante unas moléculas llamadas antígenos leucocitarios humanos, que desempeñan una función fundamental en la respuesta inmunitaria. De este modo, en verano y debido al calor y el sudor que este provoca, este proceso de "búsqueda de pareja sexual" se multiplica.

Pero el aumento de la libido en la época estival no tiene solo que ver con razones químicos o fisiológicos, sino que existen también también explicaciones más evidentes relacionadas con el descanso y el ocio propios de estos meses.

El buen tiempo y la relajación durante las vacaciones contribuye a dejar de lado el estrés, el principal inhibidor de la libido; fomenta las salidas en grupo y la creación de nuevas relaciones sociales, lo cual incrementa las posibilidades de entrar en contacto con posibles parejas sexuales.

Una vestimenta que deja ver más piel que en inverno y las fantasías propias del verano, tales como tener sexo en una playa, por ejemplo, también favorece el aumento del deseo.

Eso así, este aumento considerable de la actividad sexual durante el verano no debe derivar en un incremento de conductas irresponsables. Por ello, los sexólogos alertan de la necesidad de tomar precauciones para evitar posibles enfermedades de transmisión sexual.

Artículos recomendados

Comentarios