Los ciberinfluencers han llegado para quedarse

Los ciberinfluencers han llegado para quedarse

Se trata de un modelo de negocio pionero en Estados Unidos que ahora, con la figura de David, ha aterrizado en España.

El marketing con influencers prevé superar una inversión de 100 millones de euros en España, triplicando así la cifra del año anterior. Y es que los influencies son los creadores de contenido más populares de las redes sociales en España.

Según datos de Tubular Intelligence, los influencers consiguen la mayor cantidad de views alcanzando el 90 % en YouTube y casi dos tercios en Instagram (60 %). Y aunque en Facebook se quedan por debajo de la mitad (48 %), es una cifra mayor que la obtenida por los vídeos de medios de comunicación (43 %).

Esta tendencia, parece estar también expuesta al impacto de la tecnología con la aparición de los influencers generados por ordenador (CGIs). Estados Unidos es uno de los mercados pioneros en este tipo de desarrollo, y ya hay ciberinfluencers que se han convertido en figuras públicas y que incluso son reconocidos por medios de comunicación o "celebrities", con quien en ocasiones llegan a entablar relaciones de amistad.

Destaca el caso de Lil Miquela, la influencer virtual más popular del mundo. La representación de esta joven brasileña de 19 años ha conquistado a un millón y medio de seguidores en Instagram y ha colaborado con marcas y celebridades de todo el mundo. Además, se ha colado en la lista de las 25 personas más influyentes en redes sociales.

Detrás de su creación se encuentra Brud, una startup de Sillicon Valley especializada en robótica aplicada al marketing, que entendió que el éxito de Lil pasaría por la creación de una narrativa de ficción en torno a otros personajes. Así crearon también a Bermuda o Blawko, que forman parte de una historia que mantiene enganchados a millones de personas.

Marta Abella, experta en marketing digital y redes sociales, opina que "las personas recibimos influencias de infinidad de fuentes: una plataforma digital, una marca a la que seguimos en redes sociales, una persona real o un ciberinfluencer. Esos contenidos nos nutren y los convertimos en referentes según los intereses de cada uno".

David, el primer ciberinfluencer español

La agencia de marketing H2H -Human to human- ha creado el primer ciberinfluencer español para comprobar si este tipo de prescriptores son capaces de generar relaciones con sus seguidores como lo hacen los de carne y hueso. Tras su aparición en Estados Unidos, los CGIs (Inlfuencers Generados por Ordenador), llegan también a España. Una combinación de tecnología, inteligencia artificial y entretenimiento, que plantea un nuevo escenario en el mundo de los influencers.

El equipo de H2H comenzó a dar forma al perfil de David, construyendo una historia inspiradora y atractiva para captar nuevos seguidores. Con la ayuda de tecnologías de realidad virtual, bancos de imágenes libres de derechos y programas de edición fotográfica, el joven avatar, se lanzó a la conquista del mundo con su cámara de fotos.

"Es un chico malagueño de 25 años, estudiante de derecho, que acaba de terminar la carrera... Al final lo que más le gusta es la fotografía y viajar", explica Hugo Ramos, del departamento de Estrategia y Creatividad de H2H.

Así, durante los últimos meses, David ha logrado conseguir una numerosa comunidad en su perfil. Más de 20 mil seguidores de todo el mundo, registrando unos niveles de 'engagement' muy por encima de lo habitual en cuentas con volúmenes similares. David recibe cada día decenas de comentarios y mensajes directos pidiéndole consejo sobre alojamientos, rutas por el sudeste asiático, fotografía, o simplemente personas que quieren entablar una conversación con él.

David, el primer ciberinfluencer español "David, el primer ciberinfluencer español"

Luís Díaz, CEO de H2H, afirma que "la línea entre lo real y lo irreal está muy difuminada, de hecho, desde hace tiempo ya vemos abusos del Photoshop en los posts de influencers reales, o muchos muestran estilos de vida que nada tienen que ver con ellos".

Para Laura Ferrer, psicóloga, "tenemos que dejar los juicios a un lado y poner el foco de manera positiva en qué me aporta, en cómo me condiciona, tanto a nivel emocional como cognitivo, y no tanto en quién o qué me lo aporta".

Alejandra de la Riva, experta en el sector de Moda y Lujo, destaca que "las marcas de moda, siempre pioneras en usar nuevas herramientas de comunicación, han sido las primeras en apostar por las nuevas tendencias. Un influencer virtual nos ayuda a llegar a un público más amplio y más joven."

Comentarios