Buscar
Usuario

Vida

Casas-gallinero: la realidad de los temporeros de la vendimia en Albacete

Una antigua granja sirve de alojamiento para familias subsaharianas que trabajan y viven en situación de miseria.

Una antigua granja en la localidad albaceteña de Fuentealbilla se ha convertido en dormitorio para más de 300 temporeros y sus familias. Colchones en el suelo, enseres esparcidos por todos lados y la suciedad que se acumula en la nave abandonada refleja perfectamente la realidad mísera y precaria a la que se enfrentan los trabajadores subsaharianos que viven en ella.

Viven de la vendimia y llegaban a la zona hace apenas un mes para sumarse a la recogida de la uva cerca de la localidad. Cuando no son explotados por un precario sueldo, malviven en pésimas condiciones, sin medidas de higiene e incluso pagando para no dormir en el suelo y disponer de un colchón. Los hechos no habían sido denunciados antes por las víctimas por miedo a las represalias en su trabajo o por propio desconocimiento de lo infrahumano de las condiciones.

Imagen del asentamiento de los temporeros en Fuentealbilla "Imagen del asentamiento de los temporeros en Fuentealbilla"

La situación fue puesta en conocimiento de los sindicatos gracias a una llamada anónima que alertó de las condiciones en las que trabajan y viven estas personas. La situación fue recogida por Comisiones Obreras (CCOO) de Castilla-La Mancha que tomó fotografías del lugar para mostrar el hacinamiento de los trabajadores"Lo que vemos es un nuevo capítulo de la situación de explotación por la que pasan los trabajadores y trabajadoras de temporada en el campo de Albacete", asegura Juan Cueva, secretario de la Federación de Industria de CCOO Albacete.

Se denuncia también desde el sindicato que los temporeros hacen "jornadas maratonianas" a cambio de "salarios por debajo de lo legal", mientras los intermediaros se llevan la mayor parte de las ganancias. "Son víctimas de la explotación laboral y el fraude laboral de muchos intermediarios que sacan dinero a costa de la precariedad y la miseria", explica Carmen Juste, secretaria provincial de CCOO Albacete.

Tras las denuncias, la Guardia Civil se personó en el lugar y encontraron una imagen muy distinta a la de las fotos tomadas con anterioridad. Los responsables se habrían enterado y habrían hecho un presunto lavado de cara a la antigua granja para evitar así cualquier prueba más contra ellos. "Apenas había 30 migrantes y estaba todo limpio", dice Carmen Juste.

Imagen del asentamiento de los temporeros en Fuentealbilla "Imagen del asentamiento de los temporeros en Fuentealbilla"

Una realidad del siglo XXI

El caso que hoy es noticia no es de ninguna manera una realidad aislada. Se trata de una de muchas que llegan a oídos del sindicato que no puede actuar más allá de una denuncia. Sin embargo, muchas denuncias no obtienen la cobertura mediática que deberían, precisamente "para evitar que los explotadores lo sepan y escondan a los temporeros o los desplacen a otros alojamientos para presentar una imagen más aceptable" cuando lleguen las autoridades.

Se encuentran ante una situación de bloqueo "muy grave", que debe ser atajada desde las administraciones públicas. La responsable de CCOO Albacete comunica: "Instamos a las administraciones públicas y a los ayuntamientos implicados a trabajar con los agentes sociales y empresarios en la búsqueda de soluciones para dar respuesta a este problema".

Cheikhou Cisse, el presidente del colectivo de apoyo al inmigrante de Albacete y senegalés de nacimiento, responde a la pregunta de cómo es posible que en pleno siglo XXI se puedan dar esta situación en nuestro país: "¿Dónde están estos agricultores que quieren la denominación de origen de sus productos? ¿Saben en qué situación viven los temporeros?".

Artículos recomendados

Comentarios