Buscar
Usuario

Noticias

El cardenal Cañizares duda de la ciencia frente al coronavirus: "La esperanza es Dios"

El cardenal arzobispo de Valencia ya hizo estallar la polémica cuando aseguró que la vacuna se estaba haciendo a partir de fetos abortados.

El cardenal Cañizares duda de la ciencia frente al coronavirus: "La esperanza es Dios"

La pandemia del coronavirus ya deja más de 21,5 millones de contagiados en todo el mundo y se ha cobrado 770.000 muertes. La comunidad científica se afana en encontrar una vacuna que nos permita retomar la normalidad y ponga fin a la crisis. Sin embargo, hay quien no confía demasiado en la ciencia y pone todas sus esperanzas en la religión.

Es el caso del cardenal azobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que durante la misa de la Asunción de la Virgen María que celebró el pasado sábado 15 de agosto, aseguró que "la ciencia y la técnica no son suficientes" ante la pandemia y "la verdadera esperanza solo puede venir de Dios".

Durante su homilía, el cardenal ha definido la fiesta de la Asunción como "todo un estallido de júbilo en estos tiempos de pandemia" porque "con María el bien es el que vence, y ella nos abre la puerta a la esperanza".

Del mismo modo, Cañizares ha llamado a "tener la valentía de vivir con la confianza en Dios" y ha resaltado que la Virgen María "hoy es la victoria total sobre los poderes del maligno, y sobre el olvido de Dios". "Sólo la fuerza de Dios y de su amor, que apuesta por el hombre, es la que nos hará superar la pandemia", ha subrayado, invitando a "fiarse totalmente de Dios, que no nos deja nunca en la estacada, y hacer lo que Él nos dice, como nos indica María".

Su teoría: vacuna con fetos

Cabe destacar que Antonio Cañizares, el pasado mes de junio, aprovechó la misa del Corpus Christi para difundir un surrealista bulo sobre la vacuna contra el coronavirus. "El demonio existe en plena pandemia, intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas y para curaciones. Nos encontramos con la dolorosísima noticia de que una de las vacunas se fabrica a base de células de fetos abortados", aseguró.

"Y eso es ir en contra del hombre, eso es despreciar al hombre mismo, primero se le mata con el aborto y después se le manipula para... qué bueno, mira qué bien... ya tenemos una vacuna. No señor, tenemos una desgracia más, obra del diablo. Eso es lo que quiere el diablo", afirmó el cardenal durante su homilía.

Artículos recomendados

Comentarios