Condenada a cárcel en Galicia por espiar el WhatsApp de su amiga con su marido sin permiso

Condenada a cárcel en Galicia por espiar el WhatsApp de su amiga con su marido sin permiso

La condenada desbloqueó el teléfono de una amiga y leyó toda las conversaciones de WhatsApp con su marido mientras se estaba divorciando de él.

Una mujer ha sido condenada a 14 meses de prisión por espiar la conversación de WhatsApp de su amiga con su marido, del que la ahora condenada se estaba divorciando. La sentencia ha sido ratificada por la Audiencia Provincial, que acuerda la misma pena de prisión que ya impuso previamente un Juzgado de lo Penal de A Coruña. 

El magistrado ha condenado a la mujer con la pena mínima contemplada para el delito de descubrimiento y revelación de secretos, castigado con penas de prisión entre uno y cuatro años. Según el Código Penal, este delito se produce cuando alguien, sin el permiso de la víctima, se apropia de sus mensajes electrónicos o documentos personales, intercepta sus telecomunicaciones o utiliza artificios de escucha y grabación de sonidos e imágenes.

La mujer accedió sin permiso al teléfono de su víctima con el objetivo de espiar las conversaciones entre su amiga y su marido "La mujer accedió sin permiso al teléfono de su víctima con el objetivo de espiar las conversaciones entre su amiga y su marido"

Los hechos sucedieron en agosto del año 2014, cuando la mujer se encontraba presenciando un partido de tenis en una grada de las instalaciones de un club deportvio. Fue entonces cuando la condenada advirtió que su víctima se había levantado para bajar a la pista y que había dejado su teléfono sobre su asiento en la grada.

Según aparece reflejado en la sentencia a la que ha tenido acceso el diarioEl Español, "cogió sin permiso el aparato, que se hallaba conectado y, tras anular el sistema de bloqueo mediante el método que días antes había visto utilizar a su usuaria, se dispuso a examinar el contenido de la aplicación de WhatsApp que C. tenía instalada en él".

Envió varios audios por correo electrónico

Durante el tiempo que la condenada tuvo el teléfono entre sus manos, escuchó una serie de audios que su víctima había mantenido varios días antes con el abogado de su expareja. Precisamente, en mitad del proceso de divorcio entre ambos.

En ese momento, "manipuló el móvil para enviar el contenido íntegro de todas las conversaciones registradas entre C. y S. entre diciembre de 2012 y julio de 2014 a una cuenta de correo electrónico de la que era titular la acusada".

La mujer envió una larga cantidad de material comprendido en un largo período de tiempo. Según consta en la sentencia, "no tenía otro propósito que descubrir conversaciones personales e íntimas de C., amén de utilizarlas en su perjuicio".

Dos tribunales han ratificado la condena y consideran que existen pruebas concluyentes "Dos tribunales han ratificado la condena y consideran que existen pruebas concluyentes"

Las pruebas contra la acusada han sido, además, contundentes. Primero, la presencia de dos testigos que la vieron manipulando el teléfono sin contar con el permiso necesario para ello. Segundo, que el marido ha declarado cómo su expareja le envió las conversaciones que había obtenido de manera ilíticita.

Todo ello generó tensiones que, ahora, también deberá resarcir la condenada. Por ello, junto a los 14 meses de prisión, la mujer debe pagar una multa de 2.700 euros, indemnizar a su víctima con 1.500 euros y al abogado con otros 1.000 euros.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados