Buscar
Usuario

Noticias

Las cámaras con lectura facial se extienden por todo Madrid y ahora se instalan en Ifema

Ifema ha decidido sumarse a esta nueva tecnología con la que las cámaras podrán identificar a personas, aunque no llegarán para la Cumbre del Clima.

Las cámaras con lectura facial se extienden por todo Madrid y ahora se instalan en Ifema

El recinto ferial de Ifema, uno de los lugares más conocidos y concurridos de Madrid, está instalando cámaras de reconocimiento facial. Sin embargo, no ha sido el primer lugar que se ha decidido por instalarlas, ya que estas cámaras se están instalando en algunos centros comerciales, estaciones de transporte y casinos de Madrid. 

Aunque las cámaras de Ifema fueron licitadas en marzo, una portavoz del recinto ha afirmado que aún no están listas, por lo que no se utilizarán en la próxima Cumbre del Clima, que tendrá lugar del 2 al 13 de diciembre.

Ifema se sumará a las cámaras con reconocimiento facial "Ifema se sumará a las cámaras con reconocimiento facial"

Cómo son las cámaras

La tecnología en la videovigilancia ha evolucionado mucho a lo largo de 2019. Los sistemas más sofisticados incluso pueden leer caras de delincuentes, desaparecidos o ludópatas a los que se les ha prohibido jugar. Según fuentes del sector, tanto los estadios de fútbol como el aeropuerto de Barajas piensan introducirlas pronto en su sistema, aunque de momento ni La Liga, ni la Policía Nacional, ni Aena lo han confirmado.

Algunos de los clientes de estas empresas prefieren no desvelar el uso de estas cámaras, ya que podrían evocar a un control totalitario. Además, algunos críticos señalan que si estas cámaras llegan a líderes autoritarios, podrían perpretar fácilmente sus abusos de poder. San Francisco fue la cuna de esta revolución, y también ha sido la primera gran ciudad estadounidense en prohibir estas cámaras, intentando advertir al resto del mundo.

En Madrid, por otra parte, una de las empresas que ha admitido su uso ha sido la gestora de la Estación Sur de Autobuses de Méndez Álvaro. Sus responsables dicen que gracias a ellas han podido espantar a carteristas y otros delincuentes: en 2010 la estación tenía al menos cinco incidentes por día, mientras que en 2019, hasta julio, solo había habido siete. "Fue un antes y un después", declaró el director de seguridad Miguel Ángel García.

Asimismo, ha remarcado la desaparición de Diana Quer en 2016, cuando aun no tenían la tecnología completamente instalada en la estación. En aquel momento, todo el equipo invirtió cerca de dos jornadas de trabajo en revisar las grabaciones de pasajeros procedentes de Galicia, en los que se pensó que la joven podría haber vuelto a Madrid. Si en aquel momento pudieran haberse utilizado las cámaras, la comprobación habría durado minutos. 

La desinformación que atemora

Los que defienden esta nueva tecnología mantienen que las cámaras por sí solas son incapaces de identificar a los millones de personas que pasan anualmente por la estación. Las cámaras actúan cuando se cruza en un ordenador la grabación con la de otra imagen de una persona en búsqueda, como la foto del sospechoso de algún crimen.

Estas cámaras solo tienen la base de datos de personas imputadas o sospechosas en delitos "Estas cámaras solo tienen la base de datos de personas imputadas o sospechosas en delitos"

"En la base de datos están los malos; no estás tú", afirma Fernando Domínguez, director de ventas de Herta Security, una empresa con la que ha desarrollado un software de lectura de rostros. 

Por otra parte, la Policía Municipal mantiene que no utiliza esta tecnología en cámaras callejeras en lugares de mucho tránsito, como Gran Vía, Azca, Plaza Mayor, Puerta del Sol y la Castellana. Además, instalarán otras en Tetuán y Vallecas. 

Sin embargo, en Madrid existen otras cámaras conectadas a programas de inteligencia artificial que no leen los rostros pero aportan información relevante. En algunos centros comerciales tienen programas con los que se pueden identificar parámetros de los clientes, como la edad o el sexo.

Además, según Óscar Díez, portavoz de VisionIPnet, el siguiente paso será instalar un tótem en la entrada de cada centro que muestre los anuncios en función del cliente que pase por la puerta. "Esta tecnología va a multiplicarse", mantiene.

Artículos recomendados

Comentarios