Buscar
Usuario

Vida

Bomberos se comen a los 20 cerditos que salvaron de un incendio convertidos en salchichas

Los cerdos, convertidos en salchichas, fue un regalo de la propietaria de la granja incendiada.

Mes de febrero de 2017. Se desata un incendio en una granja de Milton, una pequeña zona de Wiltshire, Inglaterra. Los bomberos de Pewsey acuden al rescate de los animales de la granja, así como con la intención de apagar las llamas. ¿Resultado? Incendio sofocado y 2 cerdos y 18 lechones sanos y salvos. Agosto de 2017, los bomberos reciben un paquete. La remitente es Rachel Rivers, la dueña de la granja. En el interior del paquete, los 20 cerdos convertidos en salchichas.

Incendio de la granja de Milton "Incendio de la granja de Milton"

Esta es la historia que ha enervado a un gran número de ingleses. Los 20 cerditos de la granja de Milton que fueron salvados por este grupo de bomberos se convirtieron, más tarde, en unas salchichas que ellos mismos se comieron. Una historia con un final feliz para estos trabajadores y un tanto trágico para los animales, cuyo destino no era otro que acabar en el estómago de algún omnívoro.

La idea de Rachel, la propietaria de los cerdos, no era otra que agradecer a los bomberos que salvaran su granja, que se incendió tras arder 60 toneladas de heno. Casi como un mensaje premonitorio, Rachel acompañó el paquete de salchichas con una nota que rezaba "Estoy segura de que los vegetarianos van a odiar esto". Y así ocurrió más tarde.

La publicación de los bomberos de Pewsey "La publicación de los bomberos de Pewsey"

Una publicación en Facebook desató la polémica. Los bomberos de Pewsey publicaron en la red social unas imágenes de la comida ya cocinada con un pequeño texto que explicaba la curiosa historia. Y el resto del mundo se les echó encima. La publicación fue, más tarde, eliminada tras ofender a multitud de internautas que no le encontraban la gracia a tal historieta.

La dueña de la granja ha explicado que esos cerdos fueron criados para, después, servir de alimento, y que no encontró mejor forma de agradecer a los bomberos su labor que obsequiándoles con dicho manjar, los cerdos que ellos mismos habían salvado. "Les di a esos animales la mejor calidad que vida que pude darles antes de que llegara el momento de que fueran al matadero y entraran a la cadena alimenticia".

Artículos recomendados

Comentarios