Bertín Osborne asegura que el feminismo "no tiene sentido" en España

Bertín Osborne asegura que el feminismo "no tiene sentido" en España

El cantante se ha sincerado sobre lo que piensa del papel de la mujer y la violencia de género en la España actual.

La cuestión feminista es algo que siempre ha perseguido a Bertín Osborne, al que muchos, incluso, acusan de machista. En una entrevista concedida a El País, el cantante y presentador ha dejado clara su postura sobre feminismo en España: "no lo necesitamos".

Pese a la existente realidad discriminatoriacontra la mujer, y muy a su pesar, una realidad en España, Osborne no sabe "qué derechos le faltan a las mujeres que no hayan conseguido ya". Apela a que el movimiento feminista se tendría que trasladar "a Kuwait o Irán, donde aún lapidan a las mujeres". "Me parece fantástico que haya movimientos feministas, pero donde tenga que haberlos", añade. El cantante opina que todo está hecho, y si aún queda algún derecho que conseguir, él lo desconoce. 

Sin embargo, opina que la violencia de género "da horror" y no solo "habría que endurecer el código penal", sino intentar prevenir los terribles asesinatos que cada día llenan las portadas y páginas de la prensa impresa y digital del país. Opina que el Gobierno debe dedicar su dinero a esta causa: "que quiten ministerios si hace falta".

Sobre la izquierda y la derecha

Bertín Osborne vuelve a sembrar la polémica "Bertín Osborne vuelve a sembrar la polémica"

"En el siglo XXI, esto de ser de derechas o de izquierdas es una gilipollez". Así de contundente se muestra  Bertín Osborne en la entrevista concedida a El País, donde ha hecho repaso de su carrera y de sus polémicas. El presentador y cantante, muy asociado a la derecha de la política, no se considera "inmovilista" y votaría y apoyaría a la izquierda de la misma manera que a la derecha, "si hubiera un Gobierno como tal que gestionara bien el país y creara riqueza para que la gente viviera mejor". Asegura que votaría a los socialistas si volvieran a presentar como candidato a Felipe González, con el que guarda una gran relación y al que ha querido traer a su espacio de Mediaset. "Es una espinita que tengo clavada, pero no ha querido", se lamenta. 

A Osborne siempre se le ha identificado con una figura varonil muy concreta. Entiende que siempre se le relacionará con esa etiqueta de "latin-lover", pero se defiende explicando que considera haber llevado una vida ordenada. Cuando tenía 14 años "era el niño que lo hacía todo bien", a partir de entonces le empezó a picar el gusanillo por las "chavalas". Sin embargo, reconoce que se desmadró en los 90 durante una etapa en Miami que vivió intensamente.

Comentarios