Buscar
Usuario

Noticias

La Audiencia Provincial de Madrid absuelve a 16 personas acusadas de introducir cocaína en España

Acusa además a la unidad policial que ha llevado el caso de contener en su investigación "datos que no se ajustan a la realidad".

16 personas, entre ellas un funcionario de la Policía Nacional, han quedado absueltas de organizar una presunta trama para introducir cocaína desde Sudamérica a través de la plataforma de Air Comet de carga y descarga del aeropuerto de Barajas. La Audiencia Provincial de Madrid ha tomado esta decisión a raíz de la falta de pruebas concluyentes, en una sentencia que deja en muy mal lugar la labor de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

Dicha unidad se encargó del caso tras descubrir que había un funcionario del cuerpo implicado, y elaboró una investigación con varios puntos fundamentales que la Audiencia Provincial se ha encargado de desestimar uno a uno. La prueba principal consistía en unas escuchas telefónicas que el alto tribunal ha declarado nulas, lo que ha supuesto el cierre precipitado del proceso judicial. 

"Eliminada la valoración de los elementos probatorios (...) por las intervenciones telefónicas declaradas nulas, no existe prueba de cargo alguna de la comisión por los acusados de los hechos que dan lugar a la acusación por los diversos delitos contra la salud pública, encubrimiento, revelación de secretos y falsedad documental, por lo que procede absolver a los acusados".

Los imputados estaban acusados de traer cocaína desde Sudamérica "Los imputados estaban acusados de traer cocaína desde Sudamérica"

"Datos que no se ajustan a la realidad"

La Sección 15 del tribunal lo deja claro. La Unidad de Asuntos Internos "solicitó las intervenciones sin que se haya llevado una verdadera labor policial de investigación para aportar indicios verdaderamente relevantes y tampoco para verificar y completar las informaciones previas existentes, una carencia de investigación que ha determinado incluso que parte de los datos aportados al juzgado de instrucción no se ajusten a la realidad".

En concreto, la Audiencia Provincial se centra en la figura del funcionario policial investigado para demostrar la "falta de consistencia" de las pruebas aportadas. Una de ellas acusaba al imputado de tener "un nivel de vida muy alto". La defensa del acusado rápidamente aportó las pruebas necesarias para demostrar que los bienes provienen de préstamos, no de una actividad ilegal, lo que inspiró otra crítica de los jueces a la unidad policial que llevaba el caso, esta vez por emplear "un juicio de valor y no un hecho objetivo".

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía, en el ojo de mira por su investigación "La Unidad de Asuntos Internos de la Policía, en el ojo de mira por su investigación"

También aportó la acusación como prueba el seguimiento del hombre y su mujer, y la actividad de ambos en el bar que regentan, donde podrían producirse movimientos sospechosos, como gente saliendo del local al poco de entrar. "Inocuas e irrevelantes" fueron consideradas estas vigilancias por la defensa, y los magistrados de la sala les dan la razón. "Ese trasiego de personas y vehículos puede obedecer a múltiples causas", afirman.

En total, un sinfín de informaciones vacuas, sin sustento ni base sobre la que apoyarse, que han propiciado la absolución de los 16 implicados. Parece que nos quedaremos por saber de este extraño caso si realmente la Unidad de Asuntos Internos de la Policía tenía razón en sus sospechas.

Artículos recomendados

Comentarios