En busca y captura tras asaltar y torturar en su casa a un anciano indefenso de 91 años

En busca y captura tras asaltar y torturar en su casa a un anciano indefenso de 91 años

Dos de los agresores fueron detenidos, pero el tercero consiguió huir y darse a la fuga en un coche.

Dos delincuentes tomaron como rehén a un anciano de 91 años y lo torturaron mientras un tercer individuo permanecía en la puerta de su casa vigilando para dar la voz de alarma si el atraco corría peligro. Los atacantes asaltaron la casa del indefenso hombre, en la localidad bonaerense de Wilde, en el distrito de Avellaneda, en Argentina. 

Los sujetos que habían entrado en la casa de la víctima, fueron detenidos por agentes de la policía local, pero el sujeto que se encontraba en el exterior del inmueble consiguió huir y darse a la fuga dentro del automóvil en el que se encontraba.

El grupo de tres jóvenes se encuentra en busca y captura "El grupo de tres jóvenes se encuentra en busca y captura"

Según fuentes de los tribunales de Lomas de Zamora, una localidad cercana, revelaron que los hechos comenzaron cuando los individuos entraron sin permiso en la casa saltando por una ventana trasera de la vivienda, en la ciudad de Wilde, al sur de la provincia. Aprovechando esta oportunidad redujeron por la fuerza al dueño y único habitante de la casa, un anciano de 91 años, que no tuvo oportunidad de defenderse. El hombre se encontraba en esos momentos descansando en su propio dormitorio. 

Dos de los atacantes fueron detenidos

Los asaltantes entraron por la ventana del dormitorio del anciano "Los asaltantes entraron por la ventana del dormitorio del anciano"

Según informa el medio argentino Crónica, de acuerdo con lo manifestado por las fuentes cercanas al caso, los ladrones agredieron brutalmente al anciano, provocándole lesiones en diversas partes del cuerpo, para luego atarlo e inmovilizarlo. Uno de los asaltantes salió del domicilio y subió al vehículo en el que habían llegado al lugar, un Ford Escort rojo, con el objetivo de hacer tareas de vigilancia. Los atacantes tuvieron la mala suerte de que la presencia del coche estacionado despertó las sospechas de un vecino, quien de inmediato avisó de la situación al número telefónico de emergencias 911.

Inmediatamente después, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Avellaneda se desplazaron hasta el al escenario del delito y detuvieron a dos de los sujetos, llamados Iván Alejandro Rodrigo, de 18 años, y Maximiliano Gabriel, de 23, quienes intentaron huir a la carrera al ver a los efectivos de seguridad. Ahora, agentes y autoridades policiales de la Jefatura Distrital de Avellaneda se están encargando de supervisar los diferentes procedimientos y la pena que se les va a imputar a los agresores. 

Comentarios