Buscar
Usuario

Tecnología

Apple y Samsung reciben la primera sanción por la obsolescencia programada

Apple y Samsung reciben por parte de la Autoridad Italiana Garante de la Competencia la primera sanción por obsolescencia programada de la historia.

Seguro que has escuchado miles de veces que antes se fabricaban todas las cosas -electrodomésticos, motores, coches, etc.-, para que duraran toda la vida y, sin embargo, ahora todos los elementos tienen una fecha de caducidad marcada por la empresa que los fabrica, para provocar el consumo. Esto se conoce como la obsolescencia programada.

Esta programación premeditada para poner fin a la vida útil de un producto se ha llevado la primera multa histórica. La Autoridad Italiana Garante de la Competencia (AGCM) ha impuesto, por primera vez en el mundo, sendas multas de 5 y 10 millones de euros a Samsung y Apple por la obsolescencia programada por considerar injusta esta práctica comercial.

"Han llevado a cabo prácticas comerciales injustas por obligar a los consumidores a descargar algunas actualizaciones en sus teléfonos móviles que causaron graves disfunciones y redujeron significativamente su funcionamiento, acelerando así su sustitución por productos más recientes", explicaba mediante un comunicado el organismo italiano.

Apple y Samsung sancionados por la obsolescencia programada "Apple y Samsung sancionados por la obsolescencia programada"

Primeras sanciones por la obsolescencia programada

Según la AGCM las dos compañías han violado flagrantemente los artículos 20, 21, 22 y 24 del Código de los Consumidores que "al proponer insistentemente la descarga de actualizaciones de software que sus aparatos no podían soportar correctamente, sin informarles adecuadamente ni proporcionarles una forma efectiva de recuperar la plena funcionalidad de sus aparatos" y, por eso, "han sido sancionadas con la máxima multa debido a su tamaño y la gravedad de sus conductas: Samsung con 5 millones de euros y Apple con 10 millones de euros".

Sin embargo, el motivo de que Apple tenga una multa más elevada es porque también ha incurrido en una desinformación sistemática a sus usuarios de la duración de las baterías de litio de sus terminales y, de no advertir, de ciertos factores que contribuyen a su deterioro. En el informe del organismo explica que a finales de 2016 la empresa insistió a sus clientes de iPhone 6 que se instalaran el sistema operativo iOS 10, sin avisarles de sus posibles errores graves y alta demanda de energía. Incluso, Apple no ofreció ninguna solución para arreglar esos problemas.

Mientras, en Samsung, la AGMC acusa a la empresa tecnológica de caer en una práctica ilegal desde mayo de 2016, cuando obligó a los usuarios de modelos Note 4 a instalar un nuevo firmware especificado para los modelos Note 7, sin notificar los posibles problemas y consecuencias.

Artículos recomendados

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados