Buscar
Usuario

Tecnología

Amazon vende productos fascistas y nazis

La compañía estadounidense permite la venta de artículos controvertidos sin ningún tipo de censura.

En Amazon, hacer apología del franquismo sale muy barato. Cinco euros en concreto, lo que cuesta la bandera anticonstitucional en el primer mercado de comercio electrónico del mundo. El procedimiento no requiere un filtrado especial ni una operación encubierta. Con poner la palabra 'Franco' en el buscador es suficiente.

Tras unos cuantos libros sobre la figura del dictador, encontramos varios productos franquistas en las dos primeras páginas de la búsqueda. Banderas, camisetas, su pin personal, un peluche que lleva por lema "I love Franco" o una chapa para la cartera con su nombre, imagen y la frase "Yo conduzco, él me guía". Productos más o menos dantescos, pero que al fin y al cabo hacen referencia y ensalzan al general.

Si quieres completar la colección de los dictadores de los años 30, en la misma tienda electrónica puedes conseguir las banderas de la República Social Italiana de Benito Mussolini, o camisetas, lámparas e incluso bustos del Duce. En el caso del nazismo es más complicado encontrar su enseña oficial, pero hay productos de todo tipo: banderas con la cruz celta, cruces de hierro o disfraces de generales nazis.

Sea cual sea la dictadura que busques, Amazon tiene una gama de productos a tu servicio "Sea cual sea la dictadura que busques, Amazon tiene una gama de productos a tu servicio"

Amazon España no tiene una ley que prohiba la venta de determinados artículos, pero en su política de acción deja claro que "se reserva el derecho a determinar si los artículos vendidos en nuestra página web son los adecuados". Parece, por tanto, que no se oponen a que este tipo de productos desfilen libremente por su web. 

EEUU ya se ha movilizado contra la venta de productos de odio

El problema no es tanto de la sucursal española como de la compañía en sí. De hecho, en Estados Unidos las organizaciones Alianza para las Familias Trabajadoras y Centro de Acción sobre Raza y Economía publicaron un informe conjunto en el que se criticaba a la multinacional por vender sin restricciones productos supremacistas blancos.

El dossier se titula 'Repartiendo Odio', y hace un estudio de todo lo que un niño o un adulto puede comprar, como merchandising del Ku Klux Klan, de los grupos alt-right o de la Rana Pepe, un personaje de cómic creado en 2005 que se convirtió primero en meme y luego en símbolo de la extrema derecha estadounidense. 

Artículos recomendados

Comentarios