Buscar
Usuario

Política

Almeida cede un centro deportivo público para celebrar un campamento con asociaciones ultracatólicas

La Junta de Distrito de Arganzuela, dependiente del Ayuntamiento de Madrid, cede un centro deportivo a organizaciones ultracatólicas.

Almeida cede un centro deportivo público para celebrar un campamento con asociaciones ultracatólicas Almeida cede un centro deportivo público para celebrar un campamento con asociaciones ultracatólicas

Foto: Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha cedido el centro deportivo municipal La Fundi, en el distrito madrileño de Arganzuela, entre los días 26 de junio y 1 de julio, para celebrar el evento Sportscamp 2022, un evento vendido como un "campamento bilingüe con valores cristianos" donde niños de entre 5 y 15 años realizan actividades como jugar al baloncesto o 'cheerleading', según Público.

Hay dos asociaciones organizadoras del campamento, que tiene un coste de 50 euros y todas las plazas ya ocupadas. La primera es Nueva Esperanza, una comunidad de católicos que organiza actividades en Arganzuela como "estudios bíblicos para mujeres", discipulado o un "curso Alpha online", con el que realiza un proceso inicial de evangelización. El segundo es Upward Sports, una organización estadounidense que "promueve el descubrimiento de Jesús a través del deporte".

El Ayuntamiento de Madrid asegura a Público que el campamento cumple con los requisitos para su cesión y que para las citadas fechas no había más peticiones. Además, aseguran que el campamento complementa la oferta para el verano y que las peticiones se agotaron rápidamente.

El Consistorio sostiene que la convocatoria no se hizo pública porque se trata de una solicitud de espacio y no de una iniciativa que haya presentado voluntariamente la Junta de Distrito de Arganzuela.

Un cambio de gestión

A pesar de las explicaciones que aporta el actual Consistorio, el principal partido de la oposición, Más Madrid, que gobernó en la pasada legislatura, explica que en pasado mandato estas cesiones se convocaban públicamente para que todas las asociaciones pudieran optar a la cesión y poder organizar estos cursos.

Además, señalan que con la posibilidad de tener este tipo de espacios para organizar campamentos urbanos y con listas de espera, no se comprende que se cedan para un campamento privado y no se haya ofertado para ofrecer más plazas públicas, cuando precisamente existe una carencia en este sentido.

"Esto es una cesión a dedo de un espacio público, en la que no se sabe qué requisitos técnicos ha impuesto el distrito ni qué canon va a cobrar la entidad", ha asegurado Más Madrid, que insiste en que las cesiones de estos espacios deberían gestionarse a través de convocatorias públicas.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados