Buscar
Usuario

Ciencia

Alerta sanitaria: el virus hemorrágico de Crimea-Congo se extiende por gran parte de España

Un estudio advierte sobre la extensión de esta enfermedad: estos son los consejos para evitar el virus.

Alerta sanitaria: el virus hemorrágico de Crimea-Congo se extiende por gran parte de España Alerta sanitaria: el virus hemorrágico de Crimea-Congo se extiende por gran parte de España

Foto: Envato Elements

La fiebre hemorrágica Crimea-Congo se ha considerado como una enfermedad exótica en España durante años. Se trata de un virus similar al ébola en algunos aspectos, pero que ya circula por España, sobre todo, en garrapatas, las principales transmisoras a los humanos.

También contagia a ciervos, jabalís o corzos. Así lo ha confirmado un reciente estudio elaborado por el Centro Nacional de Microbiología, que ha detectado el virus en estos parásitos en cinco comunidades autónomas situadas en el centro y suroeste peninsular.

Existen sospechas de que el virus estaba mucho más extendido de lo que se creía en un primer momento desde el año 2016, cuando tras problemas para lograr un diagnóstico se identificó la enfermedad en un paciente y en la enfermera que le había tratado.

Se trata de un hombre que había paseado por el campo en Ávila, pero el virus solo se había detectado en garrapatas de Cáceres. Posteriormente llegaron otros ocho más y se comprobó que este paciente no era el primero, puesto que un estudio retrospectivo encontró, al menos, otro anterior, en 2013.

El estudio 'Detección generalizada de múltiples cepas del virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en garrapatas, España' ha tomado muestras de más de 12.000 garrapatas para conseguir una visión más actualizada y real de la presencia en nuestro país de este patógeno.

Se ha encontrado presencia de la enfermedad en cinco comunidades autónomas: Andalucía, Extremadura, Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha. También se han estudiado garrapatas de Murcia sin obtener un resultado positivo, aunque no se descarta que existan.

Síntomas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la fiebre hemorrágica Crimea-Congo representa una de las enfermedades infecciosas emergentes más importantes. De hecho, está clasificada como una enfermedad prioritaria con potencial pandémico.

La enfermedad incluye síntomas variados, como fiebre, mareos, náuseas, vómitos, taquicardia y hemorragias. La tasa de mortalidad asociada se sitúa aproximadamente en el 30%. Sin embargo, contraer el virus no implica necesariamente desarrollar la enfermedad.

Los expertos señalan algunos factores que podrían ampliar la presencia del virus en todo el país: entre ellos, que ha aumentado la distribución y población de jabalís, cabras, corzos o ciervos, que son hospedadores de garrapatas. Además, el cambio climático está propiciando inviernos cada vez más suaves en España, lo que implica que los parásitos sobrevivan al invierno y se facilite su reproducción. Los datos del estudio arrojan una tasa de positividad en garrapatas del 2,96%, lo que implica que nuestro país se sitúe en valores de otros países endémicos como Turquía (3,6%), Albania (3,2%) y Kosovo (3,6%).

Con esta amplia presencia, resulta prácticamente imposible erradicar este virus en nuestro país, por lo que únicamente queda seguir estrategias de prevención y contención del virus. Entre ellas, no llevar chanclas en el campo o evitar tumbarse en el suelo. Llevar botas, pantalón largo y dejar pocas zonas expuestas. Y al volver a casa, revisarse y, si es posible al encontrar una garrapata, guardarla para facilitar la detección en el caso de contraer la enfermedad.

Artículos recomendados

Comentarios