Buscar
Usuario

Política

Agreden brutalmente a un concejal de Compromís al grito de "maricón de mierda"

Ángel Vázquez, edil de Compromís en Burjassot, fue víctima de una agresión homófoba por dos hombres, que le pegaron al grito de "maricón de mierda".

Agreden brutalmente a un concejal de Compromís al grito de "maricón de mierda"

Ángel Vázquez es concejal de Compromís en Burjassot, Valencia, y ha sido víctima de un ataque homófobo. La noche del 20 de diciembre, dos hombres le insultaron y le dieron una paliza al grito de "maricón de mierda".

"Buenas noches. Hoy he ido a cenar con mis compañeros de máster. Ese ha sido mi delito. Ese y llevar el pelo largo. Cuando estaba volviendo a casa, buscando mi coche. Me he cruzado con dos energúmenos que me han pegado una paliza al grito de 'maricón de mierda'", ha contado el concejal mediante un breve hilo de Twitter. Añadió que esas dos personas le cogieron y mientras gritaban "marica, asqueroso de mierda" y demás improperios, se dedicaron a su vez a partirle el labio, las dos cejas y las gafas. "¿Podría haber sido peor? Sí. ¿Que estoy acojonado? También", concluía Vázquez.

A modo de reflexión, Vázquez ha analizado el suceso criticando la sociedad que se está creando: "Las personas LGTBI son víctima de la violencia solo por el simple hecho de amar como ellos desean. Yo no soy una persona persona LGTBI, pero parece ser que mi estética no es suficientemente heteronormativa para los intolerantes y violentos. Soy hombre, CIS, hetero y he recibido una paliza por no parecerlo a ojos de dos personas. Estamos llegando a un punto en el que no solo no puedes ser LGTBI, sino que además, no puedes parecerlo".

Por su parte, el Ayuntamiento valenciano, mediante Rafa García, el alcalde, ha condenado esta agresión en un comunicado en el que ha manifestado que la violencia es inadmisible de cualquier manera, "pero todavía es más inadmisible la violencia por cuestiones de género o sexo".

Asimismo, García ha remarcado que los intolerantes "no tienen cabida" en la sociedad; una sociedad en la que "hombre y mujeres deben poder andar por la calle con total seguridad a la hora que deseen sin tener miedo o estar condicionados por su aspecto físico o condición sexual".

A su vez, Compromís también ha condenado la brutal agresión a su compañero mediante otro comunicado. Han alegado que fue "atacado con total impunidad en Valencia", y también remarcan que "el odio y la intolerancia no tienen cabida" en la sociedad valenciana.

"Rechazamos y lamentamos que dentro de nuestras instituciones haya políticos que, con sus discursos homófobos, machistas y racistas, legitimen la violencia y fomenten el odio contra las personas por razones de orientación sexual, de género o de color de piel", añade la nota, aludiendo directamente a otros partidos.

Repunte de las agresiones por LGTBIfobia

El conjunto también ha recordado los datos del Observatorio Valenciano Contra la LGTBfobia, que muestran que las agresiones por motivos de orientación sexual, identidad o expresión de género en la Comunidad Valenciana han llegado a aumentar un 43 % en 2019 respecto al año anterior: "Una preocupante situación que hay que detener con urgencia, no permitiendo que se dé ni un paso atrás en la defensa de los derechos humanos".

La vergonzosa e intolerable situación, al menos, ha provocado que Compromís haya anunciado que presentará iniciativas en Les Corts Valencianes y en otras instituciones para conseguir que estas agresiones sean condenadas e "instar al Gobierno central a aprobar una ley LGTBI estatal que desarrolle medidas contra los delitos de odio y la discriminación de las personas LGTBI. Contra la LGTBIfobia, tolerancia cero".

Artículos recomendados

Comentarios