Buscar
Usuario

Política

Absuelven a un exalcalde del PP del delito de abuso a una trabajadora

El tribunal no encuentra pruebas suficientes para culparlo de chantajear con sexo a una trabajadora ilegal.

Manuel Pérez, exalcalde del PP de Vigo de 1995 a 1999, ha sido absuelto de un presunto delito de abuso que hubiera cometido cuando ejercía como inspector de Trabajo en 2015. Pérez fue acusado por una mujer de haberle pedido sexo a cambio de no denunciarla ya que estaba trabajando en una panadería al mismo tiempo que cobraba el paro, sin estar dada de alta en la Seguridad Social. Finalmente la Audiencia Provincial de Pontevedra no ha encontrado pruebas suficientes "para desvirtuar el principio de presunción de inocencia". 

El exalcalde se enfrentaba a una condena de año y medio de prisión y siete meses de inhabilitación pública, tras una denuncia que le inculpaba de haber besado y tocado a la panadera. La afectada, defendía que luego de la posible multa, su empleador en la panadería le instó a acudir al despacho de trabajo del inspector con wiskey y otros regalos, a fin de "ablandar el corazón del inspector y quitarle la multa". En declaraciones de la panadera, la situación fue a mayores.

"Me tocó y me besó"

Manuel Pérez sentado en el banquillo "Manuel Pérez sentado en el banquillo"

En la vista previa a la absolución de Pérez, la panadera afirmó que el que fuera alcalde la tocó, la besó e incluso le llegó a apretar las nalgas contra la pared evitando que pudiera salir. Ella, divorciada y con dos hijos, declaró preferir no denunciar al inspector por su posición de persona influyente, aunque sería su novio actual el que acudiría a interponer la denuncia.

En declaraciones de la panadera, "al final me quitaron el paro y tuve que pagar la multa", asumiendo que "la única perjudicada fui yo". Por parte del exalcalde, reconociendo ser "hijo de panaderos", contempló el encuentro con la mujer como una inspección cualquiera, en la que al llegar al horno se encontró con la implicada escondiéndose para no ser vista.

Vestida con la ropa del establecimiento, de inicio la mujer afimó "que estaba realizando una prueba", motivo que no convenció al inspector. Finalmente, Pérez incluso niega que la panadera le llevara ningún tipo de obsequio a su despacho, reconociendo solo la entrega de una carpeta de papeles "amañada" para evitar la sanción. A su vez, el que fuera alcalde también niega cualquier intento de flirteo, mientras que la panadera defiende que Pérez le comentó a su jefe que le llevara ella los papeles al despacho ya que "esos ojos bonitos tienen que servir para algo".

Una prueba única de la parte denunciante

Pérez fue alcalde de Vigo entre 1995 y 1999 "Pérez fue alcalde de Vigo entre 1995 y 1999"

Finalmente entre las declaraciones de la afectada y las de la defensa, la sección quinta de la Audiencia de Pontevedra ha fallado en favor de Manuel Pérez. El exalcalde, que ha sido defendido en la causa por un abogado del Estado, finalmente ha salido airoso de la causa al considerar los juzgados que la única prueba ofrecida no iba a más que el mero testimonio de la denunciante. La defensa del acusado, la que consideraba a la panadera de "fabuladora" y "persona mentirosa y defraudadora que engañaba al paro", ha sido suficiente para dejar sin pena alguna al alcalde, al que defendían con "una larga trayectoria sin tacha alguna". 

Artículos recomendados

Comentarios