Las 10 mejores frases de Eduardo Gómez en 'Aquí no hay quien viva' y 'La que se avecina'

Las 10 mejores frases de Eduardo Gómez en 'Aquí no hay quien viva' y 'La que se avecina'

Recordamos algunos de los mejores momentos del actor interpretando a Mariano Delgado y a Maxi Angulo.

Actor, cómico y showman son las cualidades con las que se podría definir a Eduardo Gómez, uno de los intérpretes y humoristas más querido de la pequeña pantalla. Sus inicios en el mundo de la actuación se remontan a finales de los años noventa, cuando hizo sus primeros pinitos como figurante y con personajes secundarios.

Poco a poco fue abriéndose paso en la industria, formando parte de emblemáticas series televisivas, colaborando en programas como 'Tú sí que vales' y participando en películas como 'La gran aventura de Mortadelo y Filemón', 'Spanish Movie' o 'Anacleto: Agente secreto'. Desgraciadamente, el actor fallecía el 28 de julio de 2019, dejando un gran vacío en el mundo del espectáculo, donde nos regaló grandes momentos con muchos de sus divertidos personajes.

La serie 'Aquí no hay quien viva' fue la que le permitió darse a conocer, cosechando una gran fama gracias a Mariano Delgado, papel con el que pudimos disfrutar de su don para la comedia. Tiempo después se metió en la piel de Máximo Angulo en 'La que se avecina', donde continuó ligado al humor típico de los hermanos Caballero. En ambas ficciones pudo dar rienda suelta a su faceta cómica, quedando en el recuerdo de los espectadores grandes momentos y divertidas frases.

1 "Soy Mariano Delgado, metrosexual y pensador"

Mariano con su peculiar estilo en 'Aquí no hay quien viva' "Mariano con su peculiar estilo en 'Aquí no hay quien viva'"

El Mariano Delgado que conocimos la primera vez que se presentó en Desengaño 21 para venderle libros a los vecinos nada tiene que ver con el Mariano que se quedó a vivir en la portería con su hijo Emilio. Su forma de ser y su aspecto fueron evolucionando, sobre todo cuando decidió convertirse en metrosexual. Mariano comenzó a preocuparse por su estilismo, por su peinado e incluso por el tono de su piel, aunque no siempre acertaba con el modelito escogido o con la cantidad de rayos UVA. Más allá de su aspecto físico, también se consideraba un hombre culto y con facilidad para reflexionar, llegando a definirse él mismo como "metrosexual y pensador".

2 "Ignorante de la vida"

Mariano con el Consejo de sabios en 'Aquí no hay quien viva' "Mariano con el Consejo de sabios en 'Aquí no hay quien viva'"

Después de vender libros y de haber superado todo tipo de momentos y etapas en sus años de existencia, Mariano se consideraba un gran experto de la vida. Cada vez que su hijo o alguno de los vecinos tenía un problema, él ofrecía sin que nadie se lo solicitase sus consejos, aunque muchas veces sus ocurrencias no fueran para nada correctas. Tampoco se privaba a la hora de animar a la gente, pero en ocasiones lograba el efecto contrario con sus opiniones y reflexiones. No obstante, para Mariano la experiencia era su principal baza, por lo que los demás siempre eran unos "ignorantes de la vida" que no sabían cómo actuar.

3 "A mí me encanta el rey, le voto en todas las elecciones"

Mariano, Emlio y Josemi en 'Aquí no hay quien viva' "Mariano, Emlio y Josemi en 'Aquí no hay quien viva'"

Las aventuras de Mariano en 'Aquí no hay quien viva' no tenían límite. Muchas de ellas se producían por sus "grandes ideas", lo que le llevaba a vivir situaciones de lo más irrisorias. El robo solía ser uno de los motivos por el que siempre terminaba metido en problemas, como aquella ocasión en la que robaron centollos y gambas de un restaurante o cuando ayudó a Roberto con el coche de Lucía. Sin embargo, el mayor aprieto en el que se vio envuelto vino de la mano de Josemi, cuando el niño robó los anillos del por entonces Príncipe Felipe y Doña Letizia, siendo arrestados por la policía. Para defenderse alegó que era un gran seguidor y fan del rey, tanto que afirmó votarle en todas las elecciones.

4 "No he podido evitar oíros porque estaba escuchando"

Mariano con los vecinos en 'Aquí no hay quien viva' "Mariano con los vecinos en 'Aquí no hay quien viva'"

En Desengaño 21 nadie conocía lo que significaba la privacidad o el allanamiento de morada. Colarse en la casa del vecino o entrometerse en vidas ajenas era una tónica habitual practicada por muchos de los inquilinos. Mariano, aunque no era oficialmente un vecino de la comunidad, actuaba como uno más y formaba parte de todo lo que sucedía. Además, tampoco se cortaba un pelo a la hora de dar su opinión o participar en situaciones en las que nada tenía que ver. Si tenía que reconocer que había estado escuchando una conversación ajena, no le importaba hacerlo porque la sinceridad también la practicaba, aunque eso significara no tener ningún tipo de pudor o sentido de la discreción.

5 "Le miro poco para no cogerle cariño, como a tu madre"

Mariano con su hijo y su exmujer en 'Aquí no hay quien viva' "Mariano con su hijo y su exmujer en 'Aquí no hay quien viva'"

Aunque en su primera aparición era un hombre casado, cuando se instaló en la portería con Emilio, Mariano ya estaba divorciado. Precisamente, la separación de su mujer fue la que le llevó a vivir con su hijo por no tener un hogar donde alejarse pero, sobre todo, a reconocer siempre que podía todos los defectos de su expareja. Aunque Emilio estuviese delante, Mariano no dudaba en sacar a relucir todos los defectos de la que un día fue su mujer, incluso llegó a comparar a un pavo con ella, reconociendo que no miraba al animal para no cogerle cariño, tal y como hacía con la madre de Emilio.

6 "¿Qué somos? ¿Leones o huevones?"

Maxi motivando a los leones en 'La que se avecina' "Maxi motivando a los leones en 'La que se avecina'"

Finalizada 'Aquí no hay quien viva', 'La que se avecina' tomó el relevo creando una ficción similar con los mismos actores. Eduardo Gómez se unió al proyecto para dar vida a Maxi, un hombre que comenzó siendo conserje de Mirador de Montepinar para acabar como camarero del Max & Henry. En sus reuniones en el bar con Leo, Vicente, Javi y Amador, él siempre ejercía de anfitrión detrás de la barra, ofreciendo sus consejos e ideas y animando a los vecinos a actuar y a que demostraran el valor que tenían. Para ello tenía un grito de guerra que se convirtió en la frase fetiche del personaje: "¿Qué somos? ¿Leones o huevones?".

7 "Si quiere un trío me haces un llama-cuelga"

Eduardo Gómez como Maxi en 'La que se avecina' "Eduardo Gómez como Maxi en 'La que se avecina'"

Maxi veía en cualquier situación una buena oportunidad para mantener relaciones sexuales. Antes de comer a Ana Rosa, cada vez que Enrique o cualquiera de sus amigos encontraba una cita, Maxi siempre estaba al loro para recordarles que, en caso de que la mujer quisiera un trío, él estaba completamente disponible y dispuesto a participar, por lo que solo tenían que hacerle un "llama-cuelga" y él se presentaría automáticamente donde le dijesen. Otra cosa no, pero la predisposición de Maxi para todo era envidiable, sobre todo porque el pudor o la vergüenza no formaban parte de su vida.

8 "Estudié magia con Tamariz. Rechacé una oferta de Chicho para salir en el 'Un, dos, tres...'. Me equivoqué, claramente"

Maxi cuando ayudó a Amador a hacer de detective león en 'La que se avecina' "Maxi cuando ayudó a Amador a hacer de detective león en 'La que se avecina'"

Varios fueron los trabajos que desempeñó Maxi mientras estuvo en Mirador de Montepinar, pero ninguno de ellos le permitió llevar una vida holgada y sin preocupaciones, de hecho, vivía con Enrique para evitar tener que pagar alojamiento. Él mismo reconocía cada vez que podía que se había equivocado en la vida tomando decisiones, puesto que por lo que parecía, a lo largo de la historia había tenido más de una oportunidad para desempeñar grandes trabajos que podrían haberle catapultado a la fama y permitido ganar importantes sumas de dinero, como cuando reconoció que pudo haber salido en el mítico 'Un, dos, tres...' o haber sido entrenador de Rafa Nadal.

9 "A ver, mente fría, pensemos"

Leo, Maxi y Amador en 'La que se avecina' "Leo, Maxi y Amador en 'La que se avecina'"

En un guiño a su personaje en 'Aquí no hay quien viva', Maxi también era la cabeza pensante del grupo que formaba con Amador, Vicente, Leo y Javi. Cada vez que alguno de ellos tenía algún problema acudían al bar, lugar sagrado de reunión en el que, a golpe de caña, Maxi les ofrecía la solución a cualquier inconveniente. Así pues, cuando alguien se ahogaba en un vaso de agua por algún quebradero de cabeza, Maxi les obligaba a para un momento y a pensar, por lo que se ganó el mote de "Mente fría". Aunque muchas de sus respuestas eran ocurrencias que solo podían salir mal, no había ningún problema para el que Maxi no tuviera alguna idea.

10 "Ana Rosa, ¡mi vida!"

Maxi y su inseparable Ana Rosa en 'La que se avecina' "Maxi y su inseparable Ana Rosa en 'La que se avecina'"

Conociendo a Maxi, nadie apostaba un duro a que encontrara una pareja estable con la que formar una bonita relación, sin embargo, todos se quedaron a cuadros cuando les presentó a Ana Rosa, la mujer de su vida. Hasta aquí todo puede parecer normal y corriente, pero había un pequeño detalle que hacía de su relación algo muy peculiar y particular. Rosa, lejos de ser una mujer despampanante, en realidad era una muñeca hinchable, pero eso no fue ningún impedimento para que Maxi se enamorara hasta las trancas de ella, llegando a viajar junto a su inseparable Ana Rosa.

Comentarios