Desarrollan una inyección que promete intensificar y mejorar los orgasmos femeninos

Desarrollan una inyección que promete intensificar y mejorar los orgasmos femeninos

Un médico de Alabama parace que ha dado con la solución para acabar con la disfunción sexual femenina, la vacuna O-shot, cuyo ingrediente secreto es nuestra propia sangre.

Ciencia 28 Febrero 2017 11:49

Si los hombres pueden mejorar su actividad sexual con la famosa pastilla azul, las mujeres se sitúan ahora en la vanguardia del sexo con un nuevo remedio que promete solucionar todos sus problemas sexuales: la vacuna O-shot, más conocida como la inyección del orgasmo

La idea nació hace unos años a manos de un doctor de Alabama. Charles Runels estaba indagando en la fórmula para solucionar de una manera científica los problemas que se derivan de los encuentros sexuales femeninos, como la incapacidad de llegar al orgasmo o los coitos dolorosos. Finalmente, creyó dar con la fórmula y para comprobarlo utilizó de sujeto cero a su propia pareja

Según ha relatado el doctor Charles Runels para The Guardian, el día de San Valentín pidió a su pareja que viniera a la consulta. Una vez allí, le solicitó que se subiera la falda y tras pasarle un hielo por el clítoris a modo de anestesia le inyectó la fórmula mágica. "Al día siguiente vino a verme y sus orgasmos llegaron más rápido, eran muy fuertes, orgasmos eyaculatorios (...) Fue entonces cuando pensé: debería probarlo en mis pacientes", relataba en doctor en la entrevista. 

El proceso para la inyección consta de dos partes. Primero se extrae sangre del brazo de la mujer, con el fin de centrifugarla. Después de ello, el resultado se inyecta en áreas específicas de la vagina y el clítoris. Según Runels, gracias a la vacuna la paciente experimentará orgasmos más intensos, más frecuentes, una mayor excitación y un aumento de la lubricación natural. Así mismo, hay mujeres que afirman que gracias al tratamiento ahora pueden experimentar orgasmos vaginales, cuando antes no lo habían conseguido con la simple penetración. 

La inyección se compone de la propia sangre de la paciente "La inyección se compone de la propia sangre de la paciente"

Según constata el doctor, después de su registro oficial en 2011 la fórmula se ha extendido a lo largo del mundo, y se estima que unas 20.000 mujeres se han sometido a este tratamiento, con un índice de efectividad del 85%

Uno de defensores de este método es doctor Sharif Wakil, el cual ha vacunado a unas 2.000 mujeres en su clínica de Londres. Este médico declaró en una entrevista para The Independent que sus inyecciones cuestan unos 1.170 euros, y que en algunas ocasiones las pacientes tienen que someterse a más de una: "Los resultados en general de la inyección o inyecciones varían. Siempre les explico a mis pacientes que depende del punto de partida en el que nos encontremos, por ejemplo su edad o si tiene problemas hormonales", explica. 

Así mismo, el doctor añade que el tratamiento también tiene un efecto psicológico importante, ya que devuelve a las mujeres la seguridad en sí mismas y lucha contra el estigma que existe en la sexualidad y en el placer femenino. "Haciendo caso omiso de la disfunción sexual femenina, con los efectos negativos que podría tener en la vida de una mujer, la familia o el trabajo es, por ejemplo, una forma de maltrato a la mujer", sentencia Runels. 

La comunidad científica cuestiona la inyección

La sangre centrifugada puede ser un simple efecto placebo "La sangre centrifugada puede ser un simple efecto placebo"

No obstante, desde la comunidad científica y médica cuestionan la verdadera efectividad de este tratamiento. Aunque en algunos casos se ha constatado la efectividad de las inyecciones de plasma, como en procedimientos de rejuvenecimiento de la piel, no se ha verificado que las inyecciones vaginales tengan un efecto realmente positivo, pudiendo achacarse los beneficios a un simple efecto placebo

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados