7 motivos por los que debes ver 'Shameless'

7 motivos por los que debes ver 'Shameless'

Ha finalizado la séptima temporada de Shameless, pero tranquilos: prometen una octava.

Televisión Maribel Baena Maribel Baena 21 Diciembre 2016 12:48

'Shameless' es una serie que comenzó a emitirse en 2011 en Estados Unidos y, desde entonces, se ha hecho cada vez más y más famosa. El eje central de la historia es Frank Gallagher (increíblemente interpretado por William H. Macy), un hombre alcohólico, padre de dos hijas y cuatro hijos (aunque uno podría ponerse muy en duda, como veréis si echáis un ojo a la serie) que ha sido abandonado por su mujer. Fiona (Emmy Rossum), que es la hija mayor, ha tenido que hacerse cargo de todos sus hermanos desde que era muy pequeña, sacrificándose siempre para que salgan adelante.

Aunque en un primer momento pueda parecer un drama, y pese a que contenga momentos muy dramáticos, la serie es más bien una comedia. Las situaciones más rocambolescas que podáis imaginar tendrán lugar a lo largo de los ochenta y cuatro episodios de la serie, repartidos entre siete temporadas; desde fiestas locas hasta embarazos "no deseados", pasando por relaciones sentimentales de tres personas y posibles desahucios. Lo más increíble de la serie es que, pese a que a veces se traten temas muy serios, como puede ser el alcoholismo o la muerte de un ser querido, siempre se aporta un toque de humor a todo.

'sHAMELESS'

Los Gallagher son una familia muy pobre, que se ha criado en un barrio marginal, y que se conforma con ir al día. No obstante, a lo largo de toda la serie, podréis ir viendo cómo luchan con todos los obstáculos que van apareciendo en su camino y, pese a que algunos son mucho más complicados que otros, consiguen ir superándolos (otros no, pero eso ya lo iréis descubriendo). Es una serie que no solo habla de la superación, sino también de las barreras que las personas de clase baja tienen para salir de esa situación, por mucho esfuerzo que ellas puedan hacer. Hay barreras económicas muy difíciles de romper solo con trabajo, y eso es algo que los Gallagher saben bien.

¿Todavía os lo estáis pensando? Bueno, pues aquí van 7 motivos por los que deberíais ver Shameless, para que os decidáis a hacerlo. Aviso: puede que encontréis pequeños spoilers, pero os darán más ganas de ver la serie.

1 Frank Gallagher

Frank, el protagonista de la serie

Sí, Frank os desquiciará. Lo acabaréis odiando en muchos momentos, pero también lo amaréis en otros tantos. Es un alcohólico, un drogadicto, ha descuidado a sus hijos, pero, pese a todo, sigue ahí. Sus adicciones, así como un matrimonio muy complicado, le han llevado a ser lo que es ahora, y, aunque no lo queráis, una parte de vosotros acabará empatizando con él.

Y, por supuesto, un diez a la actuación de William H. Macy, que hace de Frank uno de los personajes más importantes de toda la serie.

2 La fuerza de Fiona

Fiona es el motor de la serie

La figura de Fiona es, sin duda, uno de los elementos más inspiradores de toda la serie en general. Con nueve años, su madre la abandonó, dejándola con un padre adicto y cuatro hermanos pequeños a los que cuidar. Y no le quedó más remedio que apretar los dientes y tratar de sacarlo todo adelante ella sola. Dejó de estudiar y empezó a trabajar en cuanto su edad se lo permitió, dedicándose por exclusiva al cuidado de sus hermanos, que le han traído más de un quebradero de cabeza. Consiguió mantener la familia unida, y que, por ejemplo, Lip pudiera continuar sus estudios.

3 Carl, un gánster muy tierno

Carl, uno de los hermanos pequeños

Desde el comienzo de la serie, Carl os sorprenderá. Y es que pese a que ser el segundo hermano más pequeño, tiene una fiereza incomparable; eso sí, durante mucho tiempo emplea esta fiereza en asuntos que quizás no fueran todo lo legales que deberían.

Carl es una muestra de superación, de cómo se puede salir de todo lo que las malas compañías conllevan. Y, por supuesto, también tiene momentos muy tiernos.

4 La normalización de la diversidad sexual

Ian y Mickey, pareja en la serie

Ian, uno de los hermanos medianos, es homosexual, y es algo que él deja claro desde el principio de la serie. En un primer momento, él esperaba otra reacción por parte de sus hermanos, quizás rechazo o repulsión. Pero nada de eso es así: en todo momento se habla de las distintas opciones sexuales como lo más natural del mundo. Es más, una de las historias de amor más bonitas que podréis ver a lo largo de la serie está protagonizada por Ian y Mickey.

No solo es una de las historias de amor más bonitas de la serie, sino que yo sería capaz de decir que es una de las más tiernas de televisión que hayamos podido ver últimamente. No os quiero adelantar nada, pero vais a llorar mucho con estos dos, tanto para bien como para mal.

5 Relaciones de tres, lo más natural del mundo

Poliamor en 'Shameless'

En este caso, no voy a dar nombres, porque es un spoiler que si aún no habéis comenzado a ver la serie seguramente os pueda fastidiar bastante. Pero en esta última temporada ha aparecido una relación sentimental (y sexual) entre tres personas, dos mujeres y un hombre. Y esto se ha tratado con toda la naturalidad del mundo, aceptándolo todo el mundo como algo normal.

Tradicionalmente, en la sociedad lo que se entiende por relación hace referencia tan solo a dos personas; no obstante, 'Shameless' da un paso más allá, y muestra realidades que, pese a que no sean las más comunes, sí que suceden.

6 La superación de las adicciones es posible, aunque haya recaídas

Frank, un adicto a todo

Sin dar nombres tampoco, a lo largo de la serie (sobre todo a partir de la sexta temporada) comenzaréis a ver cómo uno de los personajes principales comienza a caer en el alcoholismo debido a problemas de su entorno. Pese a sus recaídas, a sus vaivenes y a todo lo que ha perdido por el camino, al cabo de los capítulos comienza a ver la salida del túnel. Necesita de mucho esfuerzo, mucho trabajo, pero al final parece que comienza a aparecer la luz.

Eso sí: no esperéis que sea Frank el que salga de ningún túnel. Para él no existe adicción posible, y todo lo que hace forma parte de lo que él considera que es una fiesta eterna.

7 Las enfermedades mentales no son el fin del mundo

Familia Gallagher

De nuevo, no voy a dar nombres para no caer en los spoilers. Pero sí diré que, en un momento dado, a uno de los hermanos Gallagher se le diagnostica una enfermedad mental. Y, de nuevo, la serie brilla por naturalizar la situación, y hacer comprender a los espectadores que ninguna enfermedad mental es el fin del mundo; que con el tratamiento necesario, todo se puede sobrellevar.

En definitiva, es una serie donde, como habéis podido ver, la superación es la base de todo. Pero no cae en los tópicos: no esperéis que la familia se haga rica de la nada, o consiga introducirse en una sociedad que los repudia simplemente por tener menos posibilidades económicas. Porque eso no sería realista.

BONUS Kev

Kev durante el penúltimo capítulo de la séptima temporada "Kev durante el penúltimo capítulo de la séptima temporada"

Poco más que añadir, ¿no? ¡Disfrutad de Shameless!

Comentarios