Foto del día

<< >>
Comienza la retirada de efectivo de bancos catalanes por el traslado de sus sedes

Comienza la retirada de efectivo de bancos catalanes por el traslado de sus sedes

Alberto Di Lolli Viernes, 20 de Octubre de 2017

¿Por qué es la foto del día?

La incertidumbre que rodea la política catalana a raíz del desafío de la Generalitat al conjunto del Estado ha provocado que miles de empresas abandonen la comunidad desde el 1 de octubre. La celebración del referéndum ilegal supuso un punto de inflexión para el mundo económico. Antes, algunos empresarios se lanzaban a defender la causa independentista. Tras el peligro a una declaración unilateral y sus consecuencias, hasta los proclives al procés abandonan Cataluña.

La marcha de la comunidad catalana la lideraron grandes empresas y bancos que conforman el Ibex 35. CaixaBank y Sabadell anunciaron el traslado de su sede social desde Barcelona a otros puntos de la geografía española. Tras su estela, llegaron miles de medianas y pequeñas empresas. Incluso la histórica compañía de cava Cordoníu, que se encontraba establecida en Cataluña desde su nacimiento en 1551, ha abandonado la inestabilidad que ofrece estar presente en el noroeste de España.

Esta marcha de los grandes bancos ha provocado que un grupo de ciudadanos se organice tras el llamamiento a través de redes sociales por parte de Crida per la Democracia, asociación independentista impulsada por ANC y Ómnium, para que retiraran dinero efectivo de sus sucursales. Decenas de ciudadanos se agolpaban en las oficinas de La Caixa de diferentes puntos de la Generalitat para hacer efectiva esta retirada. Algunos lo hacen en pequeñas cantidades de manera simbólica. Otros llegan hasta los 3.000 euros, el límite establecido por el banco en el caso de que el cliente no avise de una retirada mayor.

Sea como fuere, esta acción protesta no es mayoritaria pero podría llegar a hacer un gran daño a las entidades bancarias si la ciudadanía independentista se organiza en su totalidad para retirar todo el dinero de sus cuentas.  "Si ellos defienden su dinero y sus ideas, yo defiendo mi dinero y mis ideas", aseguraba en declaraciones a los medios un ciudadano catalán. El movimiento ha comenzado: el alcance de estas protestas se comprobará a medio plazo.

Comentarios