Buscar
Usuario

Noticias

Así minaron a Verónica de Iveco sus compañeros: no era la primera vez ni nadie quiso parar

El vídeo sexual que grabó hace cinco años volvió a circular entre sus compañeros de trabajo, y ella no lo pudo soportar.

Así minaron a Verónica de Iveco sus compañeros: no era la primera vez ni nadie quiso parar

La familia de Verónica se enteró de los motivos que la habían llevado a sucidarse en el mismo tanatorio Jardín de Alcalá de Henares, el domingo 26 de mayo, a donde todos sus conocidos se habían trasladado para despedirse de ella por última vez. Pero, en ese momento, su marido ya era consciente de todo lo que sucedía. El día anterior al fallecimiento de Verónica, habían tenido una fuerte discusión, porque él había recibido el vídeo sexual que su mujer había grabado hace cinco años y que ya estaba circulando también por medio Iveco, donde ella trabajaba. 

La discusión se desató porque la pareja ya llevaba unos años de relación o al menos compartían piso en Alcalá cuando se grabó ese vídeo. Sus vecinos dicen que llevaban juntos alrededor de diez años. El motivo de la discusión pudo haber sido una infidelidad que Daniel no supo gestionar. Una gota que pudo colmar el vaso de Verónica, que ya se había enterado de que todos en el trabajo habían compartido ese mismo vídeo. En realidad no fueron todos, pero sí el 80% de la plantilla lo había visto o sabía de su existencia. 

Verónica tenía dos hijos con su marido Daniel "Verónica tenía dos hijos con su marido Daniel"

Vivía por y para su familia

"Se lo enseñaban unos a otros en los descansos. Yo te lo puedo enseñar sin pasártelo y, vale, no lo tienes pero lo has visto igual", ha declarado un compañero de Iveco para La Razón, que lleva trabajando en la empresa los mismos años que llevaba Verónica. Junto a Daniel tenían dos hijos, uno de seis años y otro que todavía no ha cumplido el primero.

Era su amiga María José quien cuidaba en ocasiones de ellos, porque tanto Verónica como Daniel trabajaban mucho y necesitaban ayuda con sus hijos. Ella misma relata que su amiga "vivía por y para su marido y sus niños. Se quejaba mucho de cosas de la casa, de que no le daba la vida para hacerlo todo, pero nunca me contaba otro tipo de intimidades ni les escuché discusiones". Además, María José asegura que Verónica le había contado "que había pedido media jornada para estar más con los niños". 

El 80% de la plantilla de Iveco sabía de la existencia del vídeo "El 80% de la plantilla de Iveco sabía de la existencia del vídeo"

Fue Daniel quien se encontró a su mujer ahorcada cuando volvía con sus hijos del parque un sábado por la mañana. Él llamó al 112. Ahora, algunas personas de su círculo más cercano comentan que, aunque no reaccióno como hubiera debido cuando recibió el vídeo de su mujer, tampoco supo ver en ese momento la magnitud de su agobio. Una compañera de Verónica, dice que "quizás no se puso en su piel, pero seguro que no sabía que ella ya había sufrido esto hace cuatro o cinco años". Y es que, al parecer, la grabación ya había circulado entre algunos trabajadores de la empresa unos años atrás. 

Reenviar el vídeo, un comportamiento machista

Según denuncia CC.OO, en esta ocasión Verónica denunció el acoso a la dirección de la empresa, que le invitó a que pusiera una denuncia, pero no aplicó el protocolo de abusos sexuales vigente. Así lo denuncia el sindicato de trabajadores que recuerda que, aunque ya sea tarde, el caso de Verónica puede servir para que se tome conciencia sobre cómo utilizar las redes sociales, y sobre los comportamientos machistas que fomentaron cada reenvío del vídeo. 

Se cree que quien inició la difusión fue el examante de Verónica, el destinatario inicial de la grabación. Él mismo se personó en el puesto de la Guardia Civil de Mejorada del Campo para declarar sobre lo ocurrido. Lo hizo durante varias horas ante la Jefatura, y luego salió en libertad, ya que al parecer, alegó que él no había iniciado esta difusión. 

Un cartel de una concentración contra el acoso machista como el que sufrió Verónica "Un cartel de una concentración contra el acoso machista como el que sufrió Verónica"

Ahora, no solo se busca a quien envió el vídeo por primera vez, sino también a todos los que lo compartieron y contribuyeron al infierno de Verónica. Es necesario recordar que a raíz del caso de Olvido Hormigos en 2015, el Código Penal cambió y ahora establece una pena de prisión desde los tres meses hasta el año para todo aquel que "sin autorización de la persona, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales que aquella que hubiera obtenido [...] o en otro lugar fuera del alcance de terceros, cuando la divulgación menoscabe la intimidad de la persona". 

Artículos recomendados

Comentarios