Buscar
Usuario

Vida

Viagra femenina: una descarga eléctrica en el tobillo aumenta el deseo sexual

Los científicos de la Universidad de Michigan han descubierto que el nervio tibial es clave para aumentar los deseos sexuales de las mujeres.

Ni las noches de hotel de "romantiqueo", con flores y aromas. Ni las tardes de jacuzzi. Ni el chocolate en forma de bombones o por el cuerpo (que aquí es cuestión de gustos). Ni siquiera los juegos preliminares, ni los juguetes sexuales. Nada se compara, dicen, al nuevo experimento descubierto por unos científicos de la Universidad de Michigan. Estos han encontrado un nervio clave en los cuerpos de las mujeres que puede aumentar su deseo sexual: el nervio tibial. Se extiende desde las plantas de los pies hasta la parte inferior de la columna vertebral, pero es más accesible en el tobillo.

Este envío de electricidad funciona en menos de 30 minutos mediante el envío de sangre a las partes íntimas de una mujer, según muestran los exámenes. Como resultado, las mujeres experimentan un cosquilleo suave. Algo que provoca el mismo efecto que la Viagra para regalar una noche de pasión a todas las mujeres con falta de deseo sexual. 

Las mujeres con falta de líbido no tienen nada físicamente mal con sus genitales, es decir, pueden excitarse y tener relaciones sexuales, incluso llegar al orgasmo, pero no sienten ninguna motivación para tener relaciones sexuales. El problema principal es lo que se conoce como los "circuitos de deseo" dentro de su cerebro que no se encienden, ni para sus parejas ni incluso para sus propias fantasías. Esta falta de apetito sexual lleva a la frustración y aumenta el riesgo de ansiedad y depresión.

El envío de corriente funciona en menos de 30 minutos "El envío de corriente funciona en menos de 30 minutos"

De los problemas de vejiga a aumentar el deseo sexual

Este descubrimiento ha sido casi sin querer, por no decir, que ha sido pura casualidad. Los científicos estaban tratando a unas pacientes con problemas de vejiga cuando, sin esperarlo, ellas aseguraron haber visto mejoras en sus vidas sexuales. Algo que los científicos creen que se puede deber a que el nervio tibial está en contacto con los nervios de la pelvis que conducen a la médula espinal.

El trastorno de la excitación

Algunos estudios dicen que el 10% de las mujeres adultas tienen trastorno de la excitación, pero otras informan que es tan alto como el 28%. Por lo tanto, un golpe en el tobillo puede aumentar el flujo de sangre a un área más íntima, creando el mismo efecto que una noche de pasión. Ofrece una alternativa a las drogas, que tienen resultados mixtos y pueden tener efectos secundarios. Los mismos investigadores de EEUU están llevando a cabo un ensayo con 30 mujeres con el llamado trastorno de la excitación.

Se espera que los resultados se publiquen más adelante este año. El profesor Tim Bruns, de la Universidad de Michigan, se ha mostrado optimista: "Estamos realmente esperanzados. Si la estimulación se repite durante tres meses, podría conducir a un mejor flujo de sangre y conexiones nerviosas a la vagina. Mejoraría los síntomas del trastorno de excitación genital". Por su parte, el Dr. Geoff Hackett, jefe de la Sociedad Británica de Medicina Sexual, ha aplaudido esta nueva promesa: "Si funciona, podría ser rentable y más aceptable que las drogas".

Addyi, la píldora rosa

En los años noventa, se lanzó la viagra al mercado como el remedio que impulsaría a los hombres hacia un futuro viril de lo más "prometedor". Y hasta 2015 no apareció su semejante, pero para ellas

Addyi tiene una larga lista de contraindicaciones como la pérdida de conciencia "Addyi tiene una larga lista de contraindicaciones como la pérdida de conciencia"

Con el nombre comercial de Addyi es un fármaco, con origen en los antidepresivos que actúa sobre químicos en el cerebro y no para activar flujos sanguíneos, por lo que requiere un tratamiento continuado, no puntual, en el que la larga lista de contraindicaciones puede incluso superar a los beneficios.

De hecho, entre la larga lista de contraindicaciones que acompaña al medicamento, está la fuerte advertencia en contra de tomar esta píldora con alcohol. Entre los efectos secundarios están hipotensión y hasta posibles desmayos. Además, por encima del 10% de los casos, han sufrido mareos, somnolencia, fatiga, insomnio o sequedad en la boca. 

Este medicamento no te lo recomendamos y lo anterior aun está por ver. Lo que tenemos claro es que si estás leyendo esto, y eres hombre, no obligues a tu pareja a aumentar su líbido por tu beneficio. Apóyala. 

Artículos recomendados

Comentarios