Buscar
Usuario

Televisión

Rocío Carrasco y la dolorosa pérdida de su hija: el terrible plan para meterla en la cárcel

En el episodio 9 de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' narra la pesadilla que vino después de la paliza que le propinó Rocío Flores.

Rocío Carrasco y la dolorosa pérdida de su hija: el terrible plan para meterla en la cárcel Rocío Carrasco y la dolorosa pérdida de su hija: el terrible plan para meterla en la cárcel

Foto: Mediaset España

A pesar de que su audiencia haya disminuido hasta el 25,4%, 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' vuelve a ser el foco de audiencia de la noche, por encima del resto de programas de la parrilla televisiva. El pasado 5 de mayo se emitió la nueva entrega de esta docuserie, titulada 'Todo se derrumbó dentro de mí'.

Quedan tan solo tres episodios donde Rocío Carrasco terminará de narrar su historia, donde ha estado hablando de la violencia machista que ha recibido por parte de Antonio David Flores, junto al acoso mediático y las consecuencias de todo ello. Como lleva ocurriendo desde anteriores episodios, en este en concreto se ha centrado en su relación con su hija, Rocío Flores.

Después de haber narrado en la anterior semana cómo su hija le dio una paliza que la dejó inconsciente, donde el programa tuvo que cortar once minutos de documental dada la crudeza de las declaraciones, la hija de la artista vuelve a desvelar la verdad. En la última entrega, habla de qué ocurrió después de aquella paliza y de los procedimientos judiciales por los que pasó, entre otras cosas.

1 Lo que pasó después de la paliza de su hija

Después de la paliza y del "papá, ya está hecho" en el coche de camino al instituto, Antonio David le pidió a su hija que le pasase el teléfono a Paco, el chófer. Le dijo que la llevase al cuartel de la Guardia Civil para que su hija denunciase a Rocío Carrasco, pero Paco se negó, porque su trabajo era llevarla al colegio. Antonio David le amenazó con denunciarle, pero Paco la llevó igualmente al colegio.

Más tarde, Rocío Carrasco tuvo que ir al hospital con un traumatismo craneoencefálico y donde suplicó al enfermero que no hiciese parte de lesiones para no buscarle problemas a su hija, a quien no quería denunciar.

Más adelante, la niña entró al colegio diciendo que se iba con su padre, insistentemente. Antonio David habló con el director del colegio y le dijo que no puede dejarle salir sin un responsable, y en ese momento Rocío Flores estaba con su madre, no con su padre. Luego, el director del colegio llamó a Rociito explicándole la situación, a lo que contestó que, efectivamente, después de todo lo ocurrido su hija no podía volver a entrar a su casa.

2 Rocío Carrasco jamás denunció a su hija

Cuando fue citada al cuartel de la Guardia Civil, "se me informa de que mi hija me ha denunciado por un delito de maltrato habitual", narra la víctima. No solamente había firmado también Antonio David como representante, sino que el oficial le preguntó a Rociito que si quería declarar. No solamente había suplicado a un enfermero para que no hiciese un parte contra su hija, sino que se negó a declarar en el cuartel.

"Cuando me dicen que me defienda, yo digo que no quiero declarar en sede policial porque si lo hago estoy denunciando a mi hija", dice. Y añade, "pese a todo lo que se ha dicho, yo no he denunciado a mi hija". En cambio, Fidel Albiac, su marido, sí que declaró lo que sabía sobre Rocío Flores y sobre su trato hacia su madre.

3 Sobre el dolor de que su hija quisiese verla en la cárcel

Entre lágrimas, Carrasco habla sobre las denuncias de su hija y del dolor que le genera. "Yo creo que a mí no me duele tanto la paliza como el hecho de que ella me quisiera meter en la cárcel", asegura, añadiendo que lo peor de todo ha sido sentir que alguien que ha estado nueve meses en su barriga "sea capaz de querer ver a su madre en la cárcel por algo que no ha hecho".

Mientras Rociito explica que eso es algo que todavía no ha superado y que la mata por dentro, la entrevistadora le pregunta si ha sido capaz de perdonar a su hija. Sin lugar a duda alguna, alega que "se tendrá que perdonar ella el día que se dé cuenta".

4 Más mentiras de la prensa rosa

En este episodio, como en todos los anteriores, habla del papel que ha tenido la prensa en todo esto y de cómo se han posicionado a favor de Antonio David sin contrastar sus mentiras contra su exmujer. En concreto, ha hablado de Kiko Matamoros y de Gustavo González, unos "personajes" que tienen mucho en común con su exmarido.

"Son brazos ejecutores, hablan por su boca y es mentira lo que dice Kiko Matamoros", menciona. Pero añade que las mentiras surgen porque se tiene que seguir atacando la imagen de Rocío Carrasco porque "a él le reporta beneficio económico". Lo mismo hace con Gustavo González, quien también estuvo acosándola y difamándola de diferentes formas. De hecho, fue a comisaría mandado por Antonio David, esperando hacerle una foto a Rocío esposada. No ocurrió.

Por otra parte, también recrimina a María Patiño por haber sido una de las principales difamadoras sin haber hecho un buen ejercicio periodístico. Según aseguraba la tertuliana, Carrasco se negaba a hacer una mediación con su hija, cuando los documentos mostraban lo contrario, que quienes se negaban era Rocío Flores y Antonio David. Tal y como nos tiene acostumbrados, Patiño ya se ha pronunciado en Twitter sin hacer ningún tipo de autocrítica.

5 Sobre lo de que Rociito nunca se ocupaba de su hijo

Otra de las cosas que le recrimina a Gustavo González son los comentarios respecto a que Rocío Carrasco no se preocupaba de las necesidades especiales de su hijo, David.

Según asegura la hija de la artista, estas necesidades han estado cubiertas por ella "desde el día en que nació mi hijo". Además, como siempre, muestra los documentos que lo acreditan y donde se corrobora, una vez más, que ella siempre se preocupó de sus hijos y que la prensa rosa creyó a Antonio David, sin prueba alguna.

6 Su hijo declaró en función a lo que Antonio David le hizo decir

Otra de las razones por las que Antonio David podría ser un presunto manipulador es por otro episodio que narra Rocío Carrasco. Aquí muestra un extracto del informe psicosocial de David Flores respecto a su madre, donde dijo que había ido a decir lo que tanto su padre como su hermana le dijeron que tenía que decir.

La hija de la artista denuncia que a nadie le resultó alarmante que en el informe se confirmase que el niño dijo que "espero no haberme olvidado de nada", además de que la niña tiene el mismo pensamiento y opinión hacia su figura materna que la que tiene su padre. "Esa actitud viene de una mediatización y de una manipulación". Finalmente, confirma que ella no denunció a nadie, ni nadie le quitó la custodia, como siempre se ha dicho.

7 Respecto a la agresión de Rocío Flores con un cuchillo

Por otra parte, Rocío Carrasco habla de otra agresión de su hija que en el tribunal de menores negó "porque no quería ser la culpable de que le cayeran más cosas". Está hablando de una agresión que ocurrió con un cuchillo, sobre la cual tampoco entra mucho en detalles.

Habla de que después del ataque le dijo a su hija "¿tú ves lo que has hecho?" porque quería hacerle ver que aquella actitud no era buena para nadie. Cuando ocurrió en el tribunal de menores, le dijo al juez que aquel ataque fue sin ningún tipo de intención, evitando acarrearle más problemas.

8 Rociito explica por qué no puede tener una relación con su hija

Una vez más, entre lágrimas, explica que a día de hoy no puede ponerse en contacto con Rocío Flores, ni volver a tener una buena relación. Esto es así porque no alega no poder tener ningún tipo de contacto con alguien que tenga a su lado a Antonio David, ni con alguien "que ha intentado meterme en la cárcel".

Rocío Carrasco explica que ya no es solamente el hecho de que su hija le haya pegado una paliza, que ya dice parecerle antinatural, "es que me ha puesto una denuncia con su padre. Ha premeditado, ha gestionado y ha tenido la capacidad suficiente para trazar con su padre una línea a seguir". Concluye diciendo que solamente podrá establecer una relación cuando Antonio David no esté en la vida de ninguna de las dos.

9Habla del desamparo: "Nadie hizo nada para evitar que mi hija pasase de víctima a verdugo"

Como ya se anticipó en el primer programa de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', lamenta que todo lo que ha perdido ha sido así para siempre, de forma irreversible. "A mí no me devuelve nadie ver a mis hijos en el colegio, un beso de mi hija ni muchísimas cosas".

Esto es así porque durante más de veinte años se ha visto totalmente desamparada, que no la han acompañado "ni medios de comunicación, ni Justicia y todo el mundo le ha bailado el agua" a Antonio David. Además, concluye destacando que tampoco nadie hizo nada para evitar que su hija pasase de ser víctima a convertirse en verdugo.

10 El chófer y la tutora dan la razón a Rocío Carrasco

Durante la emisión del 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', el propio programa se puso en contacto tanto con el chófer Paco como con la tutora del colegio de Rocío Flores para que declarasen respecto al testimonio de la víctima. Por una parte, Paco corrobora todo lo que ha contado Carrasco sobre la agresión, que efectivamente su hija salió de casa llorando, llamó a su padre y dijo aquel "ya está hecho". Una vez la dejó en el colegio, fue a llevar a Rociito al hospital.

Por otra parte, la tutora del colegio también corrobora la historia de Rocío Carrasco, diciendo que siempre tuvieron buena relación. "Era una madre preocupada por su hija, muy protectora", explica. "Tenía un contacto estrecho conmigo para proteger a su hija. Me decía que tuviéramos cuidado de los paparazzi", concluye.

Artículos recomendados

Comentarios