Rober Bodegas, tras no ser perdonado por los gitanos: "Seguro que echan maldiciones"

Rober Bodegas, tras no ser perdonado por los gitanos: "Seguro que echan maldiciones"

Rober Bodegas, el cómico gallego, explica en un hilo de tweet todo lo relativo a la polémica surgida por su monólogo dedicado a la etnia gitana.

No es época para cómicos y, sí, para ofendidos. Los límites del humor y, en general, la libertad de expresión nunca estuvo tan amordazados. El debate se encuentra más candente que nunca: ni en la Edad Media tuvieron tantos problemas los bufones y eso únicos que se podían reír de los reyes y no acabar en la horca. Que se lo digan a Rober Bodegas, el cómico gallego integrante de 'Pantomima Full', y sus más de 400 amenazas de muerte por un monólogo dedicado a las personas de etnia gitana.

Rober Bodegas viendo la magnitud del asunto decidió pedir perdón y que Comedy Central retirara el correspondiente monólogo. Como titulaba muy acertadamente la periodista Rosa Belmonte en su columna para ABC: "Los cómicos, cediendo a las minorías, se están convirtiendo en otra minoría". ¿Deberían los profesionales del humor empezar a sentirse ofendidos? Pues parece que sí, ya que poco le ha servido al cómico disculparse porque parece que la comunidad romaní no las ha aceptado. "En cualquier caso, la certeza de que alguna desgracia sufriré es innegable más allá de posibles encontronazos con miembros no representativos del colectivo, puesto que me han echado maldiciones", ironiza", ironiza Bodegas.

La comunidad de etnia gitana no perdona a Rober Bodegas

El cómico ha comentado durante estos días y a través de varios tweets las distintas polémicas, ofendidos y demás que ha causado su monólogo sobre la etnia gitana. No ha dudado en señalar directamente y con mucha sorna a Sinaí Giménez, el polémico presidente de la Sociedad Gitana Española y más conocido como el 'Obama Gallego', que lidera la denuncia interpuesta a Rober Bodegas.

Lo más sorprendente es que, incluso, en el propio comunicado donde pide disculpas también hay gitanos que se sienten ofendidos. Le recriminan que no debería haber mencionado las intimidaciones porque según ellos "vuelve a dejar a la comunidad en mal lugar". Llegan a insinuarle que su perdón debería haberlo grabado "en vídeo y no de forma escrita", comenta Bodegas.

En ese hilo de tweet Rober Bodegas lamenta que la propia comunidad y asociaciones que le recriminaron por su monólogo no "condenasen esas amenazas o animasen a quienes las han enviado a retractarse, así como a retirar todos los vídeos y comentarios en los que se anima al linchamiento", y recalca que esas acciones "son incluso más perjudiciales que cuatro chistes".

Para terminar, Rober Bodegas dice sentir agradecido por todas las personas de las que ha recibido apoyo, sobre todo, de muchos de sus compañeros de profesión e, incluso, del humorista andaluz Manu Sánchez que se posicionó de parte de la comunidad gitana. Además, tiene palabras de agradecimiento para Dani Acosta, cómico de origen gitano que salió en su defensa.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados