Buscar
Usuario

Vida

No hay coronavirus en los productos de alimentación del supermercado, según la OCU

Se han realizado pruebas a 66 productos de varias cadenas de supermercados, aunque se recomienda mantener las medidas de seguridad.

No hay coronavirus en los productos de alimentación del supermercado, según la OCU

Los supermercados se han convertido en uno de los lugares con más afluencia desde el decreto del estado de alarma decretado por el Gobierno para frenar la pandemia del coronavirus. Las medidas de seguridad han sido estrictas, controlando el aforo e implementando el uso de guantes obligatorios. Sin embargo, ¿es posible que los productos puedan estar infectados?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo un estudio con el objetivo de determinar si es posible que productos de alimentación de los supermercados puedan infectarse del COVID-19. Lo han llevado a cabo en 66 alimentos en estas superficies y no han hallado rastro de coronavirus.

Estos productos, analizados mediante pruebas genéticas PCR y que fueron adquiridos en la última semana de abril en supermercados de ocho cadenas de Madrid, Barcelona, Vitoria y A Coruña, son los siguientes: harinas, tabletas de chocolate, bolsas de patatas fritas, barras de pan, latas de cerveza, manzanas a granel, papel higiénico, yogures, ensaladas envasadas, tortillas precocinadas, barquetas de carne y salmón ahumado.

Recomendaciones de la OCU

Pese a que la OCU ha destacado que no contienen coronavirus, mantiene las recomendaciones de seguir con las mismas medidas de seguridad al hacer la compra. Según señalan, las precauciones tomadas por los propios supermercados, tales como la limpieza periódica de las superficies y el uso de guantes y mascarillas, han podido ayudar a reducir el riesgo.

Una de las medidas de seguridad más importantes, explica la OCU, es la de mantener la distancia con otros usuarios y evitar tocarse la cara. También aconseja hacer la compra solo cuando sea necesario y preferiblemente en solitario, pagar con tarjeta y, al salir del establecimiento, quitarse los guantes y dejarlos en los contenedores indicados para ello.

Una vez en el hogar, la OCU recomienda eliminar el embalaje exterior de los productos, apuntando la fecha de consumo o el lote, y lavarse las manos con agua y jabón. Por último, si se convive con personas de riesgo, la organización propone limpiar los envases de cristal, plástico o latas con agua y jabón.

Artículos recomendados

Comentarios