Buscar
Usuario

Política

Putin manda al Ejército ruso a las regiones separatistas de Ucrania tras reconocer su independencia

El presidente ha ordenado una operación de "mantenimiento de paz" en los territorios de Donetsk y Lugansk.

Putin manda al Ejército ruso a las regiones separatistas de Ucrania tras reconocer su independencia

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dado otro paso crítico en el conflicto con Ucrania y ha ordenado el envío de tropas rusas a las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk, situadas al este de Ucrania, con la intención de ejercer funciones de pacificación, según los decretos firmados por el presidente ruso.

Según estos documentos, las tropas rusas "garantizarán la paz" en estos territorios hasta los acuerdos de Amistad, la Cooperación y la Ayuda Mutua entre ambas entidades y Moscú. Horas antes, el presidente ha firmado el reconocimiento de la independencia de esas autoproclamadas repúblicas populares.

Esta medida ha sido anunciada en un discurso televisado que ha estado plagado de referencias históricas y de críticas a Kiev, Estados Unidos y la OTÁN. En él, el presidente ha asegurado que el este de Ucrania ha formado parte tradicionalmente de Rusia: "Creo que es necesario tomar una decisión que debería haber sido adoptada hace tiempo", ha asegurado.

La Duma Estatal, la Cámara baja del Parlamento ruso, ya había aprobado una moción hace unos días en la que solicitaban dicho reconocimiento. Según un comunicado emitido, el líder ruso informó a Macron y Scholz de esta decisión, asegurando que habían examinado la decisión de su Parlamento y anunciando su intención de firmar el "decreto respectivo".

Justificación de Moscú

La medida ha sido justificada por la presidencia rusa alegando la supuesta falta de voluntad del Gobierno de Kiev por cumplir los Acuerdos de Minsk, suscritos en 2014: "Las autoridades de Kiev no lo van a cumplir (el Acuerdo de Minsk). Además, ya lo han dicho públicamente muchas veces, tanto al más alto nivel como al nivel de ministros de Asuntos Exteriores y del Consejo de Seguridad", afirmó Putin.

Estos pactos, firmados en un momento de especial crisis en Ucrania tras la anexión de Crímea a Rusia y la rebelión en el Donbás, obligaban al Gobierno de Kiev a conceder un estatus especial a ambas regiones, líderadas por mandatarios prorrusos que tienen línea directa con Moscú.

Por tanto, esta medida, aunque no fuera acompañada de envíos de tropas rusas a estos territorios, suponía poner por firmado una realidad ya existente de facto desde hace años. La economía de Donetsk y Lugansk es totalmente dependiente de la rusa. Su moneda oficial es el rublo y además Moscú lleva años repartiendo entre su población pasaportes rusos, reconociéndolos por tanto como sus ciudadanos.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar