Buscar
Usuario

Noticias

Un propietario de Airbnb mata a un huésped por una deuda de 130 euros

Jason Colton se ha declarado culpable de homicidio involuntario y podría enfrentarse ahora a cadena perpetua.

Jason Colton, un australiano de 42 años, se ha declarado culpable del homicidio involuntario de Ramis Jonuzi, un huésped de Airbnb que pasaba unos días de vacaciones en su casa de Melbourne.

Ramis se disponía a abandonar la estancia sin pagar los 210 dólares australianos (unos 130 euros) que debía cuando Colton y otros dos inquilinos de la vivienda le propinaron una paliza que resultó ser letal.

El fallecido había alquilado la habitación a través de Airbnb para pasar únicamente tres días en ella, pero una vez transcurrido este plazo decidió junto a Colton quedarse una semana más por el precio 210 dólares.

Sin embargo, llegado el momento de pagar la deuda, Jonzi contaba solo con 10 dólares en su cuenta bancaria, por lo que le fue imposible afrontar el pago. El hombre limpió su cuarto, preparó la maleta y estaba a punto de abandonar la casa,cuando sus tres compañeros de piso se enfrentaron a él para exigirle el pago de la deuda, pero lo que pretendía ser únicamente un escarmiento, desembocó en el asesinato de un hombre por una deduda de 130 euros.

La vivienda ha sido ya retirada de a página de Airnbnb "La vivienda ha sido ya retirada de a página de Airnbnb"

El culpable se enfrenta ahora a cadena perpetua

Según indica la reconstrucción del crimen realizada durante el juicio, el primero en lanzarse contra Jonuzi fue Colton que "le lanzó contra la pared y empezó a golpearle", tal y como indica el relato de su abogado. Los otros dos compañeros de piso sujetaron al ya fallecido mientras Colton continuaba golpeándolo. A continuación, los tres acusados sacaron a Jonuzi de la vivienda, que permanecía sangrando y semidesnudo tal y como demuestran las imágenes aportadas como prueba en el juicio. Cuando los servicios de emergencia llegaron a la vivienda no pudieron hacer nada por salvar la vida de Jonuzi.

La empresa Airbnb se ha pronunciado al respecto del caso, en un comunicado en el que afirmó sentirse "profundamente triste e indignada" ante el crimen de Melbourne y eliminó la casa de la página web. "No hay sitio en Airbnb para un acto tan aberrante, que viola todos los principios que defiende nuestra comunidad global"declaró la compañía.

Finalmente Colton se ha declarado culpable de un delito de homicidio involuntario que podrían suponerle 20 años de prisión. Sin embargo, si la Justicia le considera culpable de asesinato podría enfrentarse a cadena perpetua. Por su parte, Levy y Smart, los dos cómplices del homicidio, han sido condenados a nueve y siete años de prisión, respectivamente. 

Artículos recomendados

Comentarios