Buscar
Usuario

Ciencia

La OMS aprueba la primera vacuna contra la malaria

Un programa piloto llevado a cabo en Ghana, Kenia y Malaui mostró una reducción del 30% de la malaria grave mortal.

La OMS aprueba la primera vacuna contra la malaria La OMS aprueba la primera vacuna contra la malaria

Foto: Envato Elements

Momento histórico en la lucha contra la malaria, La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado por primera vez el uso generalizado de una vacuna contra esta enfermedad, que mata a unas 400.000 personas cada año, el 95% de ellas en África, y la mayoría niños de corta edad.

"La vacuna es segura y significa un gran avance para la ciencia y la salud", ha expresado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general d ella OMS. Esta vacuna ya se ha estado utilizando como parte de un programa piloto en Ghana, Kenia o Malaui, donde se ha vacunado a más de 800.000 niños desde 2019. "Es la mejor inversión posible que se ha hecho en salud pública", afirmó el director del Programa Global contra la Malaria de la OMS, Pedro Alonso. A partir de ahora, podrá ser inoculada en todos los niños mayores de cinco meses.

Esta decisión "abre la puerta para un uso generalizado de esta vacuna, lo que salvará vidas, servirá para prevenir la enfermedad entre los niños africanos y esperamos que también estimule a que se retomen las investigaciones para intentar desarrollar otras vacunas contra la malaria. La que tenemos es una vacuna de primera generación, pero no debería ser la última", sostuvo Alonso.

La malaria se transmite por mosquitos y es causada por diferentes especies del parásito Plasmodium. Si bien generalmente causa fiebre y dolor de cabeza, puede provocar daños más graves y hasta la muerte si no se trata. Algo que ocurre especialmente con los niños.

Cuatro dosis a niños a partir de cinco meses

La vacuna contra la malaria, denominada RTS,S y desarrollada por GlaxoSmithKline, la sexta farmacéutica más grande del mundo, debe administrarse en un calendario de cuatro dosis en niños a partir de los cinco meses para reducir la enfermedad y la carga de la malaria.

En las áreas donde se introdujo la vacuna, no ha habido una disminución en el uso de mosquiteros tratados con insecticida, la adopción de otras vacunas infantiles o el comportamiento de búsqueda de salud para enfermedades febriles.

La malaria mortal grave se redujo en un 30%, incluso cuando se introduce en áreas donde los mosquiteros tratados con insecticida se utilizan ampliamente y hay buen acceso al diagnóstico y tratamiento.

Artículos recomendados

Comentarios